La manzana que se volvio anillo





Aunque la tradición de utilizar una argolla, para simbolizar el compromiso entre dos personas, puede ser rastreada a tiempos del antiguo Egipto, no todas las culturas utilizaron este detalle. Hoy hablaremos de una tradición que se inspiró en la mitología griega y que pocas personas conocen.

Para ello hay que remontarnos a tiempos donde dioses y mortales compartían la tierra. Como era costumbre entre las divinidades, los pequeños detalles podían desencadenar desde desastres naturales, hasta guerras de leyenda.

En este caso fue Eris, diosa de la discordia, la que por no ser invitada a la boda de Peleo y Tetis, se vengaría lanzando una manzana dorada, en cuya cáscara se encontraba la inscripción “para la más hermosa”. Tres serían las diosas que buscarían poseer la manzana, Hera, Atenea y Afrodita, mientras que el encargado de tomar la decisión, sería el príncipe de Troya, Paris.

Aunque este simple mortal encontró el atractivo de las deidades hipnótico, fue sobornado por Afrodita para que le diera la victoria, bajo la promesa de que tendría la mano de Helena de Esparta. Desde ese momento las manzanas serían una fruta consagrada a Afrodita, volviéndose un símbolo de declaración de amor.

Basado en este mito, los antiguos helenos tenían por costumbre lanzar una manzana a la mujer que esperaban que se convirtiera en su esposa, si dicha mujer levantaba la manzana, la propuesta de matrimonio sería correspondida.

Una demostración de amor completamente poética, sin intervención de la riqueza material y que reflejaba la pureza de los sentimientos. Ya que sólo una persona que se considerara “la más hermosa”, ante los ojos del otro, se atrevería a tomar la fruta, sellando de esa manera su destino como pareja.



Si bien es una tradición que no cuenta con el mismo simbolismo que una argolla de matrimonio, sí es parte de los rituales que dieron forma a lo que hoy conocemos. De igual manera, es una peculiar manera de mantener la petición en un ambiente más íntimo y que sólo aquellos que conozcan la leyenda podrán entender.

Esto no descarta la hermosura de portar un anillo de compromiso y posteriormente de matrimonio, al contrario, se puede adaptar como un complemento, para recalcar la decisión de dos enamorados. Una sutil pregunta, para confirmar que los sentimientos de ambos siguen tan vivos y seguros como el día que aceptaron planear un futuro juntos.

Como esta hay muchas leyendas y rituales que inspiraron y dieron forma al imaginario colectivo, que se plasma en dos piezas de joyería que se complementan. Una vez más demostrando que no es el valor monetario lo que le da la relevancia al acto, sino la pureza de las emociones, de aquellos que están dispuestos a recorrer la vida como marido y mujer.

0 Comments

Dar el anillo de compromiso





Es difícil dar este último paso, dar el anillo de compromiso significa estar listo para casarse, llevar toda una vida junto a esa persona especial a quien le ofreces el anillo. Tal vez llevan cinco años saliendo juntos, tal vez mucho menos. Tal vez ya han hablado de la posibilidad de casarse, o tal vez tomes por sorpresa al arrodillarte y lanzar la pregunta. Es toda una montaña rusa de emociones, ponerse en el reflector de esa manera, con el riesgo a ser rechazado debe ser muy difícil. Sin embargo, la recompensa, ciertamente, parece valer la pena.

¿Quién?:

Debe ser con la persona que más consideres especial en el mundo, que cambie tu forma de ver las cosas para bien, que le importes tú y tus preocupaciones, logros, metas y deseos, que no las haga de menos. Lo que es importante para ti lo debe ser para él. Apoyarse mutuamente no importa qué, esa es la clave.

Reitero, no es necesario que lleves muchísimos años con esa persona, lo sabrás cuando sea el momento, no importará el tiempo cuando se trate de ese alguien especial. Estar preparado, lanzar la pregunta, comprar el anillo, imaginarse un futuro juntos, todo eso será pan comido cuando te veas al lado de esa persona para eso y mucho más.

¿Cómo?:

Se verá ahí que tanto conoces a la otra persona. Tal vez optas por llevarla a un viaje a donde siempre quisieron o a donde siempre quiso ella. Puedes llevarla a un lugar muy importante en la historia de ustedes dos, en donde se conocieron, en donde se besaron por primera vez, en donde se dijeron te amo. Tú sabrás elegir la mejor ubicación.

Ahora, el lugar. Estoy hablando más específicamente, obvio. Ya la llevaste al país de sus sueños, están en la ciudad en donde se juraron alguna vez ir juntos, ahora toca ver la ubicación exacta. En un monumento famoso, en una sala de su museo favorito. Tal vez prefieres (muy recomendado) hacer que todo el día sea maravilloso, llenarlo de actividades y de momentos felices, prepararla mentalmente para la sorpresa del fin del día.

Puedes elegir el método tradicional, lanzar la pregunta arrodillándote al finalizar la cena en un restaurante muy especial o llevarla de regreso al hotel o casa en donde se hospedan y ahí preguntarle, en la intimidad de su cuarto. Todo depende de los gustos de ambos, en donde se sentirían más cómodos.



¿Cuándo?:

Una vez más toca el decidir el cuándo, piénsalo muy bien porque es una fecha muy importante y así lo será para los dos por muchos años a venir. Como sugerencia, les recomendamos alejarse de los días feriados, de los cumpleaños, obviamente de los días “especiales” de relaciones pasadas (si es que los conocen y si es que de alguna manera les importan). Pocas cosas en la vida podemos decidir en qué día, mes y año crear un recuerdo tan valioso y organizar algo tan hermoso y especial.

Así que no es una tarea fácil pero si le dedicas el tiempo suficiente, le pones mucho empeño y amor, no debería costarte mucho trabajo encontrar la fecha perfecta.

Un número de la suerte o muy especial para ambos, algo que simbolice algo, un número que les guste, las posibilidades son muchas, ya te toca a ti decir el cuándo, cómo y a quién le preguntarás todo eso.

Mucha suerte y felicidades.

0 Comments

Superar a alguien





Es prácticamente imposible estar para toda la vida con la primera pareja sentimental que adquieras, lo más probable es que pases por muchas relaciones en tu vida, unas más significantes que otras, más duraderas, más impactantes. Por eso mismo, cuando estas relaciones acaban, nos dejan una huella mucho más profunda que cualquier otra. Asociamos cierta ropa, ciertos lugares o algunas palabras, comportamientos a esa persona especial y no importa quien las haga o el contexto en donde se desarrollen, nos recuerda a ella. Pensamos que son de su propiedad y que eso nunca va a cambiar, al menos no hasta que.

Conoces a alguien más:

Haya pasado el tiempo que haya pasado, no podemos evitar sentir algo por una persona. Es cierto, se puede reprimirlos, pero es algo muy doloroso y difícil de conseguir. Cuando conoces a alguien más, las cosas no son sencillas, puedes aún estar cargando contigo el equipaje de tu relación pasada. Te privas de hacer o decir cosas porque crees que son únicas de ustedes dos, dejas de ir a tus lugares favoritos o consideras impensable el viajar a algún lado que tanto significó para ambos. En otras palabras, te cierras.

Cuando comienzas a salir con alguien más, habrá ocasiones en las que incluso te sentirás incómodo. Te harán alguna pregunta o te propondrán ir a algún lado que temes ir por la nostalgia o por como reaccionarás, pero también temes decirle a la otra persona el por qué no quieres hacerlo o decirlo. Pánico, estrés, tristeza. Una mezcla de sentimientos impresionantes.

A veces no hay escapatoria. Tal vez es un viaje de negocios o algún evento al cual ya habías confirmado tu presencia y que ahora no puedes cancelar, aunque ya no vayas con la persona que originalmente ibas a ir. La vida no siempre es justa y nunca es perfecta. No importa cuántas vueltas le des al asunto, si es el momento o no para intentar esas cosas nuevamente, eventualmente llegará una persona que.



Presiona el botón de reinicio:

De repente las cosas que tanto te pesaban, ya no lo hacen. O poco a poco empiezan a pesar menos y menos. No es necesario que ya sean novios o que lleven mucho tiempo juntos, cuando conectas con alguien, se te salen frases que antes no podías decir, te animas a revisitar lugares que eran impensables y todo resulta ser tan natural, orgánico, correcto.

Tal vez no sea inmediatamente con la siguiente persona que salgas después de esa persona que dejó una huella tan importante en tu vida, pero eventualmente, llegará alguien que oprima el botón de reinicio para ti, y todo lo que estaba bloqueado, se desbloqueará. Aprenderás a.

Dejar ir:

Es difícil, sí, pero no imposible. Además, dejar ir no significa olvidar. No debes hacer como que tu antigua pareja nunca existió, fue parte de tu vida y no es correcto hacer como si no.

Superar y olvidar es distinto, al dejar ir, te abres nuevamente a un mundo de posibilidades. Te permites crear nuevas experiencias, nuevos recuerdos.

Tal vez ahora sí, con la persona indicada.

0 Comments

Los pasos para conseguir la boda perfecta





Planeación y cuidado de los detalles son de las mayores claves del éxito en general, sin embargo, cuando esto se aplica a la planeación de una boda, son diversas etapas las que deben ser realizadas. Es por eso que hoy hablaremos de algunos de los pasos, que se deben seguir para terminar con una boda de ensueño.

Al igual que la planeación exhaustiva que mencionamos para la pedida de mano y las diferentes maneras de seleccionar los anillos perfectos, también contamos con tips para seguir el proceso de la ceremonia nupcial.

Establecer un presupuesto y la fecha

Antes de poner en marcha la maquinaria del cerebro y conseguir las mejores ideas para la temática, decoración, invitaciones o incluso el vestido, el primer paso es determinar el capital disponible para la celebración.

Una vez que se cuenta con la cantidad de dinero disponible para el evento, se puede dar paso a una segunda fase de este presupuesto. Este segundo momento consiste en dividir la cantidad total en diferentes categorías, para reducir en lo posible los gastos inesperados.

Por otro lado, es una buena oportunidad de seleccionar la fecha para la ceremonia, ya que, si no se cuenta con todo el capital en el momento de empezar la planeación, tener un día tentativo, les dará la oportunidad de conseguir lo que falte.

Considerar contratar ayuda

Los wedding planners son los especialistas para este trabajo, como su nombre lo indica ellos se dedican a organizar y realizar los trabajos más engorrosos y que en la mayoría de los casos, los novios desconocen.

La ayuda siempre viene bien y más cuando es de alguien que puede traer a la realidad las ideas que pasen por tu mente. Inclusive si no se tiene algo pre visualizado, ellos te pueden apoyar con el diseño, utilizando de referencia otras bodas que hayan orquestado.

La lista de invitados

Aunque actualmente las celebraciones se hacen con una cantidad de invitados reducida, es igual de importante pensar en las personas que quieres tener presente en uno de los momentos más importantes para una pareja.

De igual manera si se quiere seguir la tradición y considerar a los padrinos y madrinas, este es el momento de seleccionarlos y consultar con ellos la lista de invitados, por si ellos consideran que existe algún faltante.



Diseño y proveedores

Ya que se tiene la cantidad de invitados, es el momento de hacer realidad las ideas y pasar a la fase de diseño. Es hora de seleccionar los elementos de la decoración, la paleta de colores, invitaciones y demás detalles que darán el ambiente que deseas para contraer matrimonio.

Ya que se cuenta con ese diseño, la búsqueda de proveedores es el siguiente paso, motivo por el que contar con apoyo profesional puede ser importante, ya que cuentan con equipos especializados. De lo contrario, prepárate para hacer una larga búsqueda entre banqueteras y lugares para rentar las decoraciones necesarias.

Dentro de los proveedores de servicio también entra el salón en el que se va a llevar a cabo la fiesta. Un espacio que debe ser idóneo para la temática que deseas, ya sea por estar al aire libre, o en un espacio cerrado. De igual manera se debe considerar el clima de la temporada, para no ser sorprendido por lluvia o frío.

Seleccionar el vestido y organizar documentos.

Por último, una de las decisiones más importantes para la novia, la selección de su vestido. Punto que algunos considerarían al inicio, ya que gran parte de la temática va a girar en torno a él, sin embargo, reducir el tiempo entre la adquisición del mismo y la boda puede traer beneficios.

Principalmente permite a la pareja saber si van a querer comprar el atuendo o rentarlo para la ocasión. Aunque también reduce el tiempo en el que puede haber cambios en el físico de la festejada, haciendo que el ajuste realmente sea perfecto.

Como detalle final, se deben preparar los documentos necesarios para hacer oficial el matrimonio, ya que, aunque la ceremonia los une, son los documentos los que dejan un registro legal de dicha unión.

0 Comments

El compromiso en tiempos de COVID





Como ya lo hemos mencionado con anterioridad, la forma de encontrar el amor en estos últimos meses ha cambiado de manera radical. La cuarentena nos ha hecho buscar en otros lugares, demostrar que la distancia no es impedimento para encontrar a la pareja ideal y mucho menos para pensar en dar el siguiente paso.

Si bien también es una realidad, que el aislamiento ha terminado con el futuro de muchas relaciones, ya sea por discusiones o haberse dado cuenta que no era lo que esperaban. Las que continúan han generado lazos mucho más fuertes que antes, tanto en el apoyo de lo cotidiano, la repentina pérdida de un empleo o la partida de algún familiar a causa de la enfermedad.

Para las parejas que han decidido dar el siguiente paso en su relación y pensar en el compromiso previo al matrimonio, se acerca un panorama distinto. La fortaleza de su unión no tiene precedentes, han superado algunas de las batallas más complicadas que van a enfrentar, aún antes de ser marido y mujer.

Una nueva forma de ver el compromiso

Forman parte de una generación de parejas, que saben que la adversidad no es impedimento para continuar juntos, o para aplazar sus planes o inclusive cancelarlos. La determinación es algo que los caracteriza y como tal, su compromiso será igual de resistente y duradero.

Es por ello que la entrega del anillo de compromiso nunca ha sido algo para tomarse a la ligera, lleva implícito un apoyo incondicional, no sólo en los temas de mantener un hogar. Sino también en ser el soporte emocional en los tiempos de crisis, el refuerzo económico ante circunstancias inesperadas en el campo laboral, o estar al pie del cañón en situaciones de salud.

Momentos y circunstancias que la mayoría de las relaciones tienen que enfrentar una vez que se han unido en matrimonio, pero que, debido a las situaciones de salud a nivel mundial, muchas lo han tenido que enfrentar antes de tiempo.



El futuro matrimonial

Una generación de matrimonios que han superado el no poder verse tan seguido o tener que coexistir juntos todo el tiempo. Un grupo que ha tenido que limitar su contacto físico en lugares públicos y que ha contado con limitados lugares en donde pueden tener una cita o una reunión para dar la gran noticia.

La introspección de pareja ha aumentado, conociendo detalles que ni se podrían haber imaginado, gustos que compartían y no conocían o por qué no, hábitos que han desarrollado juntos.

Hoy más que nunca, compromiso significa estar en las buenas, malas y las peores. Es estar conscientes que el camino que viene tiene muchas complicaciones, pero que, si han sobrevivido a la situación actual, la mayoría no van a ser tan complicadas.

0 Comments

Amor a distancia





Con el inicio de la pandemia tuvimos que adaptar nuestro tipo de relaciones a modalidades en línea o muy pocas visitas a lo largo de los meses. Nada de verse todos los días u organizar salidas a lugares muy concurridos o turísticos, nos tuvimos que ajustar a lo que era mejor para nuestra salud y para el mundo. Esto agarro parejo a todos, los que acababan de iniciar, los que llevaban ya un rato, incluso a los que apenas se estaban conociendo con posibilidades de un amor en la cercanía.

No importó la edad, todos sufrimos lo mismo, el aislamiento.

Los valientes que decidieron adentrarse a una relación a distancia antes del COVID y los que tuvieron qué (porque no les quedaba de otra), llevan ya afrontando esto desde hace casi dos años.

Razones.

Si estabas ya en una relación a distancia previo al COVID sabrás muy bien tus razones. El amor, el compromiso, la promesa de eventualmente juntarte con tu pareja. Tal vez vivían en el mismo lugar, pero por cuestiones de escuela o trabajo, uno de los dos tuvo que irse a un Estado lejano.

Para los enamorados durante el COVID o muy pronto a la cuarentena estallar, la cosa cambia un poco, no es que fuera elección propia. No fue por una oportunidad laboral increíble o que fueras aceptado a la universidad de tus sueños. Fueron separados físicamente por una mala jugada del destino.

Justo cuando estás conociendo a esa persona especial, a quien parece ser estabas buscando toda tu vida, un acontecimiento como nunca antes en nuestros tiempos, se detona.



¿Distanciados o separados?

Tal vez se encuentren viviendo lejos, incluso en países distintos, podrán estar separados físicamente, pero no deben sentirse distanciados el uno del otro. Pese a no poder verse, tocarse, abrazarse y besarse. Están juntos, en corazón y alma.

Afortunadamente la cuarentena por COVID llegó en estos tiempos modernos, en donde el internet se encuentra en cualquier parte del mundo civilizado y podemos comunicarnos con nuestros seres queridos las veinticuatro horas del día, los siete días de la semana, durante todo el año, por videollamadas y mensajes de texto.

Redes sociales tenemos de sobra, plataformas dedicadas para las videoconferencias tuvieron su auge ahora con la pandemia. No es necesario enviar cartas y esperar una semana para obtener una respuesta, estamos a unos clics de distancia el uno del otro.

Podremos estar separados por unidades métricas pero los que de verdad se aman, esto les importará poco y se sentirán como si estuvieran a un lado, el uno del otro.

0 Comments

El momento perfecto para tener mascotas con tu pareja





Has estado saliendo mucho con esa persona especial, que te hace sentir mil y una cosas. Cada día es mejor que el anterior, no te ves alejándote de su lado por mucho tiempo y comienzan a preguntarse, ¿es momento de tener un hijo? Porque en estos tiempos modernos, el juntarse con tu pareja para tener una mascota, es como una preparación y pre visualización del futuro. Qué tanto apoyo se darán, qué tan responsables serán, qué tanto lo cuidarán. Todas esas preguntas y más, se irán descubriendo a medida que pase el tiempo, dándote una idea de cómo será tu pareja en el futuro un poco más distante.

Compromiso:

Hay muchas cosas que tomar en cuenta, primero lo primero, ¿son personas de perros o de gatos? Claro que hay muchas más opciones pero estas dos son las más populares, y lo son con justa razón. Estos animalitos nos han acompañado en nuestros hogares desde tiempo inmemorables, juegan con nosotros, nos demuestran su amor y les gusta pasar tiempo con nosotros.

Tener a tu cargo otra vida, sea o no de la misma especie, es todo un compromiso y es algo que se tiene que tomar con la seriedad apropiada. Sea un conejo, un ave, peces, lo que sea, hay que estar al pendiente de ellos.

Responsabilidades:

Hablo de visitas al veterinario, sacarlos a pasear, jugar, alimentarlos, vestirlos (si es el caso) y especialmente, brindarles mucho amor de nuestra parte.

No es una decisión que deba tomarse a la ligera, debes apartar unas buenas horas para tener una plática con tu pareja y sentarse a discutir si están listos. Porque hay muchas cosas de considerar:

¿Viven juntos?, ¿trabajan?, ¿tienen el tiempo?, ¿tienen las ganas?, ¿tienen el espacio?, ¿tienen el transporte?, ¿por qué quieren dar este paso?

Esto último es muy importante (no que lo demás no lo sea), ¿por qué quiere tener una mascota juntos?



Amor:

Es primordial conocer el motivo previo a la adquisición de una mascota con tu pareja. Las ganas o el deseo pueden surgir en cualquier punto de la relación, en momentos totalmente aleatorio. Tal vez vean a una pareja de su misma edad paseando a un perrito en el parque, o conocen a una pareja que tiene una mascota juntos y se les ve muy felices.

Tal vez lo fantaseas, tal vez se lo expresas con tu pareja. Te lo quedes para ti o no, en algún punto lo van a terminar hablando. Puede ser que lo lleves pensando un buen tiempo, buscando el momento adecuado para proponérselo y de la nada, en una salida “cualquiera”, la otra persona te lo propone.

Siéntense y tenga la plática de responsabilidades y el compromiso que implicará tenerlo, pero por los demás aspectos, están cubiertos. El amor que tiene el uno por el otro, se ve reforzado por la pregunta, porque eso significa que se ven juntos por mucho tiempo más.

No existe un momento exacto, no tienes que esperarte a que cumplan 3 años, a que ya hayan conocido a sus padres o que vivan juntos. No es un paso fijo en una relación, puede ser intercambiable y acomodarse a su estilo de vida, a su tipo de amor.

El momento perfecto es cuando los dos así lo deseen, sabrán cuando están listos.

0 Comments

Consejos para conseguir un anillo de compromiso





Uno de los momentos más importantes al pensar en llevar a un nuevo nivel de formalidad una relación, es el de seleccionar el anillo de compromiso. Esta tarea se puede volver tan complicada o sencilla como uno decida, todo dependerá del proceso de planeación que uno utilice.

Es por ello que hoy te compartimos algunos consejos para facilitar esta importante decisión. Antes de empezar el listado, es importante hablar sobre el tema con tu pareja, ya que, aunque su relación sea saludable, la idea de consumar el matrimonio no es atractiva para todas las personas.

1. Considerar el presupuesto.

Antes de buscar un diseño, la piedra o asegurarse de seleccionar la medida adecuada, lo primero en lo que uno debe pensar es en el presupuesto que se tiene. Ya que, aunque va a ser una inversión para toda la vida, las prioridades de cada pareja son diferentes.

Para los que mantienen una vida sencilla y prefieren destinar sus ingresos a planear su futuro o conseguir otro tipo de patrimonio, las opciones más económicas son la opción ideal, ya que el costo no reduce el valor sentimental del objeto. Si, por otro lado, se quiere dar un detalle de mayor valor económico se debe considerar que esta compra no debe afectar los gastos recurrentes que se tienen.

2. La talla adecuada.

El segundo factor más importante a considerar es la talla, si bien existen algunas formas de corregirla, lo ideal es que el anillo ajuste a la perfección desde el momento que se entrega. Para esto se pueden recurrir a diversos métodos, para las parejas más abiertas y que han abordado el tema con antelación, pueden hacer la selección juntos.

Ahora si se quiere mantener el factor sorpresa, se puede utilizar otro anillo como guía o preguntar a alguna amistad de la novia, si conoce la talla de anillo que utiliza. Esto es importante ya que, si se desea hacer un detalle de grabado, un ajuste en el tamaño podría arruinar el trabajo previo.



3. Buscar diseños.

Ya que se tiene fijo el presupuesto y la talla, se puede hacer una primera búsqueda de diseños base, para no llegar con un lienzo mental en blanco, al momento de llegar a la joyería. Para seleccionar la estética del anillo más allá del gusto personal, se debe pensar en estilo de la otra persona, tanto en su gusto, como en lo que suele utilizar en su actuar cotidiano.

4. Tomarse el tiempo para seleccionar.

El momento de emprender la gran búsqueda ha llegado y lo que se debe tomar en cuenta es no limitarse a una sola tienda, se deben revisar varias y tomar nota de los modelos que más se asemejen a lo que se está buscando. Con esta primera selección, se puede volver a revisar detalladamente cada una de las opciones, hasta estar seguro de haber encontrado el anillo adecuado.

5. Conseguir un seguro.

Al igual que para muchas cosas, la joyería puede ser asegurada y siendo una pieza que no sólo significa mucho sentimentalmente, sino que también implica un valor económico razonable, lo ideal sería conseguir un seguro que de una capa más de seguridad.

6. Planear la entrega.

Sería incoherente haber hecho tanta preparación en la selección, sin planificar la entrega, para esto hay un sinfín de opciones y alternativas. Todo dependerá de la imaginación que se tenga y si se quiere hacer una propuesta pública o en privado, cualquier opción es buena, mientras se sienta que es el momento perfecto.

0 Comments

Importancia y funciones de los padrinos de anillos





Dentro de las bodas existen tradiciones y rituales muy diversos, entre ellos podemos encontrar la variedad de padrinos. En esta ocasión hablaremos de los de anillos, una de las figuras con mayor responsabilidad, ya que no sólo resguardan estas argollas hasta el momento de la puesta de los mismos, en algunas ocasiones también son los que los escogen.

Así es, una de las funciones que pueden tener estos padrinos es hacer o ayudar en la selección de los anillos de matrimonio. Esto se debe a que a diferencia de otras figuras que participan en la ceremonia, los padrillos de anillos son personas con una cercanía absoluta a los novios.

Se acostumbra que sea una pareja casada y por lo regular de la familia de alguno de los novios, aunque no es obligación. Sólo se recomienda para simbolizar una guía o como ejemplo de que una unión duradera es posible.

Aunque también pueden ser amigos cercanos a la pareja, que no tengan una relación o sólo una persona. Ya que no existen reglas estrictas en la elección de padrinos y en la boda en general, el único requisito que deben cumplir es ser los elegidos por los novios.

Si bien la función principal que van a desempeñar durante la ceremonia es indicada en su nombre, siendo los que protegen y entregan los anillos tras la indicación del sacerdote, no es el único papel que desempeñarán.

En conjunto con el resto de los padrinos, van a funcionar de consejeros y apoyo organizacional a los novios, esto con el fin de que hasta el más pequeño de los detalles sea perfecto.

Otro motivo por el que deben ser cercanos a la pareja, ya que deben ser capaces de seleccionar elementos que vayan de acuerdo al gusto y personalidad de los novios, en caso que ellos no estén disponibles para la decisión.



Al ser parte de la organización también son los responsables de llevar a cabo las despedidas de solteros, aprovechando el lazo de amistad y cercanía que se tiene con los novios. Tarea que se hace en conjunto con los demás padrinos y damas de honor.

Como podemos ver, los padrinos de anillos son figuras que participan en la vida de los novios desde antes que si quiera se planee la ceremonia. Son personajes que conocen a detalle a los futuros esposos y que usan este conocimiento para lograr que la boda sea tan especial como se espera sea.

Aunque esta figura no existe en las bodas civiles, muchas veces los padrinos de anillos son los mismos que fungen como testigos de la unión legal. Si es que la pareja ha decidido hacer su unión tanto por la iglesia como por lo civil.

La existencia de estos padrinos nos recalca, una vez más la importancia que tienen los anillos de matrimonio. Un pequeño objeto que va a simbolizar físicamente la unión y compromiso de dos enamorados, que han decidido entregarse la vida el uno para el otro.

0 Comments

Cuando dar el anillo de promesa





El amor. El amor es algo tan hermoso, pero tan complicado, puede llegar en el peor momento, en el que menos te lo esperas, pero también puede llegar justo en el momento más oportuno. Ambos se dejan llevar, no importa qué se encuentre en su contra, salen, se enamoran, se convierten en pareja, pero, es muy pronto para pensar en bodas y el matrimonio, ¿se puede hacer algo antes?

Una promesa, un compromiso.

Así como lo dice su nombre, el anillo de promesa es, valga la redundancia, una promesa, pero, ¿promesa de qué?

Ahí la belleza de ese anillo. Tú o más bien, la pareja es la que decide darle el significado apropiado. Generalmente se le conoce como un anillo previo al de compromiso, con la promesa de obsequiar dicho anillo algún día no muy lejano. Pero realmente, ustedes pueden darle el uso que quieran.

Algo que sí que no está en juego, es que significa un compromiso más serio, un amor más profundo. Un nuevo nivel en la relación.

Porque, ¿para qué darlo si no es por algo más serio y fuerte?

El momento correcto.

No existe un momento correcto, no es una verdad universal ni nada por el estilo. Lo sabrás cuando estés listo, tarde lo que tarde, años o meses, pero en el momento en que lo sientas, no habrá marcha atrás y estarás por embarcarte en una travesía de un amor cada vez más creciente.

No importa quién lo de, el novio o la novia, ambos pueden hacerlo y ambos pueden portarlo. Se trata de un lindo detalle que simbolice el amor tan potente que sienten el uno por el otro, así que no se limiten a esperar que el hombre lo regale.



Un regalo es un regalo y un compromiso de pareja es entre dos, no tiene que recaer todo en el peso de una persona. El que sienta primero la necesidad de dar tan bello siguiente paso no debería reprimirlo sólo por su sexo o género.

¿Es indispensable?

No importa que tan seria sea la relación o que tanto duren como pareja, hay personas que deciden nunca dar dicho anillo, no porque no deseen fortalecer el compromiso, sino porque no están enterados del significado e historia del anillo de promesa.

No es un requisito absoluto que te da entrada al siguiente nivel de relación. Es una muestra de la unión y compromiso que tienes con tu pareja, pero para demostrar eso, no es necesario dar algo material.

Con las palabras y acciones del día a día es más que suficiente, esto último sí es algo más que indispensable y no te debería de costar ni un solo peso.

0 Comments
Phone TOLL FREE: TEL:(55) 5512-1400

© 2009-2015, All rights reserved by Amore-Mio.com