Sorpresas que enamoran





Recibir un regalo siempre alegra al corazón, y si este es sorpresa, la emoción aumenta aún más. Es por ello que hoy te hablamos de algunas alternativas para consentir a tu pareja y aprovechar las ofertas, de una de las mejores temporadas para entregar presentes de amor.

Dijes, medallas y collares

Aunque los grandes favoritos para ser regalados son los anillos, existe una amplia variedad en la joyería, para los momentos donde las manos no son las protagonistas. En el caso de las decoraciones para el cuello, se pueden hacer tan vistosas o discretas como la ropa lo permita.

Al igual que en el caso de las argollas, los collares cuentan con vastedad de diseños, desde arreglos de piedras preciosas, hasta pequeños dijes, con algún significado especial para el portador.

Los más comunes son los que enmarcan desde las iniciales de la persona, hasta el primer nombre. Otro elemento que se puede utilizar a manera de decoración y a la vez una creencia, es un símbolo religioso.

Aretes y arracadas

Uno de los imperdibles al momento de armar un conjunto de joyería son los aretes y las arracadas. Aparte de que se pueden usar en el diario y en ocasiones especiales sin distinción, se pueden acomodar a cualquier gusto, no sólo por su multiplicidad de formas y tamaños, también por los materiales con los que se hacen.

Un punto importante que se debe de considerar antes de regalar un par de aretes es que la persona no sea alérgico o sensible al material de la pieza. Ya que es muy común encontrar este tipo de condiciones de salud, principalmente en adornos para las orejas.



Pulseras y brazaletes

Las piezas que traen balance entre anillos y collares, las pulseras y brazaletes son otra de las opciones con las que se cuenta al momento de hacer un presente. La ventaja de estos, es que la variedad entre modelos para mujer y para hombre se encuentra casi a la par.

Aunque similar a los aretes, se debe tener cuidado con la sensibilidad de la piel y una posible reacción por el metal y la sudoración de las manos y muñecas. Así como de considerar el tamaño que debe ser adecuado, para que no quede muy grande y se caiga o atore, o demasiado pequeño y lastime al usarse.

Como podemos observar, en parámetros de joyería hay una infinidad de posibilidades para hacerle un pequeño regalo a la pareja. El límite se encuentra en la imaginación de uno y de los gustos en joyería, que tenga la otra persona.

Aprovecha que en Amore Mio! Tenemos las mejores ofertas para esta temporada. ¡Visítanos en tienda física o en línea!

0 Comments

Decirle te amo





Son palabras poderosas, es complicado elegir el momento y la persona perfecta para decirlo. Tememos ser heridos o no correspondidos, pero sabemos que nos morimos por decirlo, porque es algo hermoso de decir y aún más, de sentir.

Quién:

¿Es digno de merecer nuestro amor? No necesariamente nos referimos a nuestra pareja sentimental, hay veces en la vida en la que nos sorprende de verdad. Tal vez empezamos a tener este sentimiento por una persona que ni siquiera es nuestra pareja sentimental. Algún ligue o amigo que nos guste o con el cual eventualmente queramos tener algo.

Cuando lo sabes lo sabes, generalmente empieza con las sospechas. Cuando comienzas a cuestionarte qué es lo que realmente estás sintiendo, tal vez ya estés familiarizado con el sentimiento y te es más fácil identificarlo cuando se está repitiendo.

Es “raro” decirlo románticamente a alguien que no es tu pareja, pero no debería frenarte eso, porque para llegar a ese sentimiento tuvieron que haber pasado muchas cosas juntos y la importancia de las mismas debió haber rebasado niveles altísimos. También tienes que estar más en cuenta de los riesgos, no hay compromisos, no hay seguridad en caso de que la persona en cuestión no sienta lo mismo. Debes proceder con cautela.

Cuando:

Lo digas con la otra persona o te lo digan, ambos tienen que tener delicadeza con los sentimientos del otro. No se guarden las cosas, no finjan, no mientan.

Hay que ser empáticos y honestos. Las cosas se arreglan hablando, para una relación sana es necesario tener una buena comunicación. Si no son pareja, lo aconsejable sería que se esperaran hasta serlo, de hecho, es más común que el sentimiento florezca durante el noviazgo que antes.

Son raros los casos de personas que se enamoran o comienzan a amar al otro fuera de una relación, pero puede pasar.



Cómo:

Es tu decisión. Como consejo que podemos darles, es que sea en un ambiente seguro y de preferencia privado, que sólo se encuentren los dos. Que sea en un momento de paz o mucha felicidad.

Cuestiónate todo antes de hacerlo, porque una vez que lo hagas no hay marcha atrás y mejor estar cien por ciento seguro de que lo amas antes de decirlo.

Algunos prefieren soltarlo así de la nada, otros preparar un discurso romántico o algunos otros se aventuran en la improvisación y afirman que es mejor pues es más orgánico el asunto.

Sea como sea que planees hacerlo, ten mucha confianza en ti mismo y en el otro. Mucha suerte y esperemos sean muy felices juntos.

0 Comments

Protocolo nupcial



Como bien lo sabemos, dentro de las bodas existen una gran cantidad de protocolos, tradiciones y rituales, para hacer que el matrimonio sea exitoso. Desde los que indican que la novia debe portar una serie de objetos, que le traerán buena fortuna, hasta del que hablaremos hoy. Salvo en contadas ocasiones, la novia suele entrar por el lado izquierdo del altar y esto se remonta al siglo XVI. Cuando las bodas solían ser arregladas entre familias y las que no lo eren, tenían una amplia posibilidad de no ser aceptada por alguna persona. En esos tiempos era usual que la futura esposa fuera secuestrada o que la ceremonia se viera interrumpida por un ataque, para recuperar a la mujer. Debido a estas situaciones el novio portaba una espada con la que defendería a la novia, por lo que necesitaba tener libre la mano derecha. De igual manera por la naturaleza de la época, portar un arma blanca y saber usarla, no estaba mal visto. Siendo un extra el que el novio defendiera exitosamente a la mujer, con la que contraería nupcias. Ya que demostraba ser un buen protector para la familia, a la par de un diestro espadachín. El apoyo de los padrinos Aunque este trabajo no recaía exclusivamente en el novio, ya que, si la irrupción era por parte de varios intrusos, los padrinos debían entrar en acción y apoyar en la defensa. Por este motivo, estos personajes no sólo eran seleccionados por la cercanía y lealtad al novio, sino también por su habilidad en esgrima y combate. Con el paso de los años, estos ataques se vieron extintos, sin embargo, la tradición de que la novia se mantuviera del lado izquierdo del altar se mantuvo, ya que pocos conocen o recuerdan el origen de esta práctica nupcial.



En la actualidad este protocolo ayuda al acomodo de los invitados, donde se pueden dividir entre los del novio y los de la novia. Siempre respetando las primeras filas para los más allegados de la pareja, así como los que formaron parte de la corte nupcial. Sin embargo, como todo en esta vida, no es algo que esté escrito en piedra y se deba cumplir en todas las ocasiones. La disposición y entrada de los novios siempre se va a regir por las preferencias de los mismos, así como de la temática en la que gire su ceremonia. Ahora que ya conocen el origen de esta costumbre, pueden decidir si van a perpetuarla, con el secreto significado de la protección del novio ante cualquier adversidad. O la modifican confiando íntegramente que a su unión no se le opone nadie.

0 Comments

Mudarse con tu pareja





Un paso muy grande dentro de la relación, el cual no debe precipitarse. Lo pida quien lo pida, ambos deben de estar totalmente seguros de querer hacerlo. No sólo es un gran compromiso para la relación, sino que es un gran compromiso entre dos personas, vivir con alguien más es toda una aventura, sean sólo roomies o tu pareja sentimental. Claro que, si hablamos de novios, la cosa siempre se complica más, por eso siempre deben.

Esperar al momento adecuado:

Si bien y no podemos medir el estar listo con el tiempo, porque no importa cuanto lleven en la relación, lo que importa es la madurez y el compromiso de ambos. Lo que sí podemos hacer es evaluar el estado en el que se encuentran como pareja. ¿Ya han dormido juntos?, ¿ya se han quedado varios días en la casa del otro?, ¿han tenido viajes largos como pareja?

Todo esto influye en la toma de decisión. Si ya han hecho una o todas estas cosas, lo más probable es que no estén hablando por hablar y se encuentren listos o muy próximo a estarlo. Vivir con tu pareja debe ser un paso muy hermoso, quieres llevar la relación hacia adelante, quieres regresar del trabajo y encontrarte con esa persona especial, desayunar juntos todas las mañanas y contarse su día en persona antes de dormir.

Pero también es dividirse los gastos. De los servicios, de la renta, la despensa, etc. El pagar los recibos a tiempo, el dormir juntos pero que las alarmas suenen a distintas horas. Lavar los platos, hacer el aseo, decorar el hogar, limpieza y organización, tardarse bañándose, compartir baño, etc.

Tal vez éste último siendo uno de los más importantes y difíciles para las personas. Que tu pareja sepa, te escuche y comparta el mismo baño contigo, si aún no cruzan esa línea antes de vivir juntos, prepárense cuando lo hagan, porque no hay marcha atrás, por eso es tan importante.

Ponerse de acuerdo:

De todo, absolutamente de todo. Lo que se mencionó arriba y lo que no, ya es cosa de ustedes saber lo que hablarán, pero es un gran paso que no debe tomarse a la ligera, por eso tómense su tiempo para sentarse y hablarlo. Planifiquen la mudanza en el futuro cercano, pero con un par de semanas o más para que la idea termine de llenar sus cabezas.

Así descubrirán si hay dudas o inseguridades y podrá solucionarlas o echarse para atrás antes de que sea muy tarde. Porque el no estar listos no es ilegal, tal vez les falta vivir un poco más tiempo a solas. ¿Ya tienen las llaves del departamento del otro? Esto podría ser un buen comienzo, llegar a la hora que sea, el día que sea a la casa del otro. Suena como un buen inicio para prepararse a vivir juntos.

Sea quien sea el que pida mudarse, si la otra persona no está lista y tiene el valor de comunicártelo, no te enojes, no le reclames. Siéntate y escucha el por qué no lo está. O a lo largo de los días evalúa la relación y a ti mismo, tal vez no le estás dando todo lo que necesita, ambos tienen que complementarse. Deben sentirse seguros antes de tomar la decisión, a nadie le gusta sentirse rechazado, pero si lo están haciendo contigo, por algo será.



Eventos extraordinarios:

Hay veces en donde llevas ya varios días o incluso semanas en la casa de la otra persona, puede ser que, terminado ese tiempo, ahora toque en tu casa. Y de repente se pongan a pensar que prácticamente ya están viviendo juntos. No es así.

Es un inicio, es similar pero no es lo mismo. Tal vez ese tiempo les ayude a tomar la decisión o a desacelerar las cosas un momento. No están compartiendo gastos ni las responsabilidades antes mencionadas, pero sí sirve para darse una buena idea de lo que les depara el futuro si deciden juntarse.

Pasarla bien, disfrutar tanto el tiempo que pasan juntos, no significa que estén listos, en lo absoluto. Pero es un buen indicador de que la persona con la que estás, es alguien especial con quien eres compatible viviendo juntos.

0 Comments

La manzana que se volvio anillo





Aunque la tradición de utilizar una argolla, para simbolizar el compromiso entre dos personas, puede ser rastreada a tiempos del antiguo Egipto, no todas las culturas utilizaron este detalle. Hoy hablaremos de una tradición que se inspiró en la mitología griega y que pocas personas conocen.

Para ello hay que remontarnos a tiempos donde dioses y mortales compartían la tierra. Como era costumbre entre las divinidades, los pequeños detalles podían desencadenar desde desastres naturales, hasta guerras de leyenda.

En este caso fue Eris, diosa de la discordia, la que por no ser invitada a la boda de Peleo y Tetis, se vengaría lanzando una manzana dorada, en cuya cáscara se encontraba la inscripción “para la más hermosa”. Tres serían las diosas que buscarían poseer la manzana, Hera, Atenea y Afrodita, mientras que el encargado de tomar la decisión, sería el príncipe de Troya, Paris.

Aunque este simple mortal encontró el atractivo de las deidades hipnótico, fue sobornado por Afrodita para que le diera la victoria, bajo la promesa de que tendría la mano de Helena de Esparta. Desde ese momento las manzanas serían una fruta consagrada a Afrodita, volviéndose un símbolo de declaración de amor.

Basado en este mito, los antiguos helenos tenían por costumbre lanzar una manzana a la mujer que esperaban que se convirtiera en su esposa, si dicha mujer levantaba la manzana, la propuesta de matrimonio sería correspondida.

Una demostración de amor completamente poética, sin intervención de la riqueza material y que reflejaba la pureza de los sentimientos. Ya que sólo una persona que se considerara “la más hermosa”, ante los ojos del otro, se atrevería a tomar la fruta, sellando de esa manera su destino como pareja.



Si bien es una tradición que no cuenta con el mismo simbolismo que una argolla de matrimonio, sí es parte de los rituales que dieron forma a lo que hoy conocemos. De igual manera, es una peculiar manera de mantener la petición en un ambiente más íntimo y que sólo aquellos que conozcan la leyenda podrán entender.

Esto no descarta la hermosura de portar un anillo de compromiso y posteriormente de matrimonio, al contrario, se puede adaptar como un complemento, para recalcar la decisión de dos enamorados. Una sutil pregunta, para confirmar que los sentimientos de ambos siguen tan vivos y seguros como el día que aceptaron planear un futuro juntos.

Como esta hay muchas leyendas y rituales que inspiraron y dieron forma al imaginario colectivo, que se plasma en dos piezas de joyería que se complementan. Una vez más demostrando que no es el valor monetario lo que le da la relevancia al acto, sino la pureza de las emociones, de aquellos que están dispuestos a recorrer la vida como marido y mujer.

0 Comments

Dar el anillo de compromiso





Es difícil dar este último paso, dar el anillo de compromiso significa estar listo para casarse, llevar toda una vida junto a esa persona especial a quien le ofreces el anillo. Tal vez llevan cinco años saliendo juntos, tal vez mucho menos. Tal vez ya han hablado de la posibilidad de casarse, o tal vez tomes por sorpresa al arrodillarte y lanzar la pregunta. Es toda una montaña rusa de emociones, ponerse en el reflector de esa manera, con el riesgo a ser rechazado debe ser muy difícil. Sin embargo, la recompensa, ciertamente, parece valer la pena.

¿Quién?:

Debe ser con la persona que más consideres especial en el mundo, que cambie tu forma de ver las cosas para bien, que le importes tú y tus preocupaciones, logros, metas y deseos, que no las haga de menos. Lo que es importante para ti lo debe ser para él. Apoyarse mutuamente no importa qué, esa es la clave.

Reitero, no es necesario que lleves muchísimos años con esa persona, lo sabrás cuando sea el momento, no importará el tiempo cuando se trate de ese alguien especial. Estar preparado, lanzar la pregunta, comprar el anillo, imaginarse un futuro juntos, todo eso será pan comido cuando te veas al lado de esa persona para eso y mucho más.

¿Cómo?:

Se verá ahí que tanto conoces a la otra persona. Tal vez optas por llevarla a un viaje a donde siempre quisieron o a donde siempre quiso ella. Puedes llevarla a un lugar muy importante en la historia de ustedes dos, en donde se conocieron, en donde se besaron por primera vez, en donde se dijeron te amo. Tú sabrás elegir la mejor ubicación.

Ahora, el lugar. Estoy hablando más específicamente, obvio. Ya la llevaste al país de sus sueños, están en la ciudad en donde se juraron alguna vez ir juntos, ahora toca ver la ubicación exacta. En un monumento famoso, en una sala de su museo favorito. Tal vez prefieres (muy recomendado) hacer que todo el día sea maravilloso, llenarlo de actividades y de momentos felices, prepararla mentalmente para la sorpresa del fin del día.

Puedes elegir el método tradicional, lanzar la pregunta arrodillándote al finalizar la cena en un restaurante muy especial o llevarla de regreso al hotel o casa en donde se hospedan y ahí preguntarle, en la intimidad de su cuarto. Todo depende de los gustos de ambos, en donde se sentirían más cómodos.



¿Cuándo?:

Una vez más toca el decidir el cuándo, piénsalo muy bien porque es una fecha muy importante y así lo será para los dos por muchos años a venir. Como sugerencia, les recomendamos alejarse de los días feriados, de los cumpleaños, obviamente de los días “especiales” de relaciones pasadas (si es que los conocen y si es que de alguna manera les importan). Pocas cosas en la vida podemos decidir en qué día, mes y año crear un recuerdo tan valioso y organizar algo tan hermoso y especial.

Así que no es una tarea fácil pero si le dedicas el tiempo suficiente, le pones mucho empeño y amor, no debería costarte mucho trabajo encontrar la fecha perfecta.

Un número de la suerte o muy especial para ambos, algo que simbolice algo, un número que les guste, las posibilidades son muchas, ya te toca a ti decir el cuándo, cómo y a quién le preguntarás todo eso.

Mucha suerte y felicidades.

0 Comments

Superar a alguien





Es prácticamente imposible estar para toda la vida con la primera pareja sentimental que adquieras, lo más probable es que pases por muchas relaciones en tu vida, unas más significantes que otras, más duraderas, más impactantes. Por eso mismo, cuando estas relaciones acaban, nos dejan una huella mucho más profunda que cualquier otra. Asociamos cierta ropa, ciertos lugares o algunas palabras, comportamientos a esa persona especial y no importa quien las haga o el contexto en donde se desarrollen, nos recuerda a ella. Pensamos que son de su propiedad y que eso nunca va a cambiar, al menos no hasta que.

Conoces a alguien más:

Haya pasado el tiempo que haya pasado, no podemos evitar sentir algo por una persona. Es cierto, se puede reprimirlos, pero es algo muy doloroso y difícil de conseguir. Cuando conoces a alguien más, las cosas no son sencillas, puedes aún estar cargando contigo el equipaje de tu relación pasada. Te privas de hacer o decir cosas porque crees que son únicas de ustedes dos, dejas de ir a tus lugares favoritos o consideras impensable el viajar a algún lado que tanto significó para ambos. En otras palabras, te cierras.

Cuando comienzas a salir con alguien más, habrá ocasiones en las que incluso te sentirás incómodo. Te harán alguna pregunta o te propondrán ir a algún lado que temes ir por la nostalgia o por como reaccionarás, pero también temes decirle a la otra persona el por qué no quieres hacerlo o decirlo. Pánico, estrés, tristeza. Una mezcla de sentimientos impresionantes.

A veces no hay escapatoria. Tal vez es un viaje de negocios o algún evento al cual ya habías confirmado tu presencia y que ahora no puedes cancelar, aunque ya no vayas con la persona que originalmente ibas a ir. La vida no siempre es justa y nunca es perfecta. No importa cuántas vueltas le des al asunto, si es el momento o no para intentar esas cosas nuevamente, eventualmente llegará una persona que.



Presiona el botón de reinicio:

De repente las cosas que tanto te pesaban, ya no lo hacen. O poco a poco empiezan a pesar menos y menos. No es necesario que ya sean novios o que lleven mucho tiempo juntos, cuando conectas con alguien, se te salen frases que antes no podías decir, te animas a revisitar lugares que eran impensables y todo resulta ser tan natural, orgánico, correcto.

Tal vez no sea inmediatamente con la siguiente persona que salgas después de esa persona que dejó una huella tan importante en tu vida, pero eventualmente, llegará alguien que oprima el botón de reinicio para ti, y todo lo que estaba bloqueado, se desbloqueará. Aprenderás a.

Dejar ir:

Es difícil, sí, pero no imposible. Además, dejar ir no significa olvidar. No debes hacer como que tu antigua pareja nunca existió, fue parte de tu vida y no es correcto hacer como si no.

Superar y olvidar es distinto, al dejar ir, te abres nuevamente a un mundo de posibilidades. Te permites crear nuevas experiencias, nuevos recuerdos.

Tal vez ahora sí, con la persona indicada.

0 Comments

Los pasos para conseguir la boda perfecta





Planeación y cuidado de los detalles son de las mayores claves del éxito en general, sin embargo, cuando esto se aplica a la planeación de una boda, son diversas etapas las que deben ser realizadas. Es por eso que hoy hablaremos de algunos de los pasos, que se deben seguir para terminar con una boda de ensueño.

Al igual que la planeación exhaustiva que mencionamos para la pedida de mano y las diferentes maneras de seleccionar los anillos perfectos, también contamos con tips para seguir el proceso de la ceremonia nupcial.

Establecer un presupuesto y la fecha

Antes de poner en marcha la maquinaria del cerebro y conseguir las mejores ideas para la temática, decoración, invitaciones o incluso el vestido, el primer paso es determinar el capital disponible para la celebración.

Una vez que se cuenta con la cantidad de dinero disponible para el evento, se puede dar paso a una segunda fase de este presupuesto. Este segundo momento consiste en dividir la cantidad total en diferentes categorías, para reducir en lo posible los gastos inesperados.

Por otro lado, es una buena oportunidad de seleccionar la fecha para la ceremonia, ya que, si no se cuenta con todo el capital en el momento de empezar la planeación, tener un día tentativo, les dará la oportunidad de conseguir lo que falte.

Considerar contratar ayuda

Los wedding planners son los especialistas para este trabajo, como su nombre lo indica ellos se dedican a organizar y realizar los trabajos más engorrosos y que en la mayoría de los casos, los novios desconocen.

La ayuda siempre viene bien y más cuando es de alguien que puede traer a la realidad las ideas que pasen por tu mente. Inclusive si no se tiene algo pre visualizado, ellos te pueden apoyar con el diseño, utilizando de referencia otras bodas que hayan orquestado.

La lista de invitados

Aunque actualmente las celebraciones se hacen con una cantidad de invitados reducida, es igual de importante pensar en las personas que quieres tener presente en uno de los momentos más importantes para una pareja.

De igual manera si se quiere seguir la tradición y considerar a los padrinos y madrinas, este es el momento de seleccionarlos y consultar con ellos la lista de invitados, por si ellos consideran que existe algún faltante.



Diseño y proveedores

Ya que se tiene la cantidad de invitados, es el momento de hacer realidad las ideas y pasar a la fase de diseño. Es hora de seleccionar los elementos de la decoración, la paleta de colores, invitaciones y demás detalles que darán el ambiente que deseas para contraer matrimonio.

Ya que se cuenta con ese diseño, la búsqueda de proveedores es el siguiente paso, motivo por el que contar con apoyo profesional puede ser importante, ya que cuentan con equipos especializados. De lo contrario, prepárate para hacer una larga búsqueda entre banqueteras y lugares para rentar las decoraciones necesarias.

Dentro de los proveedores de servicio también entra el salón en el que se va a llevar a cabo la fiesta. Un espacio que debe ser idóneo para la temática que deseas, ya sea por estar al aire libre, o en un espacio cerrado. De igual manera se debe considerar el clima de la temporada, para no ser sorprendido por lluvia o frío.

Seleccionar el vestido y organizar documentos.

Por último, una de las decisiones más importantes para la novia, la selección de su vestido. Punto que algunos considerarían al inicio, ya que gran parte de la temática va a girar en torno a él, sin embargo, reducir el tiempo entre la adquisición del mismo y la boda puede traer beneficios.

Principalmente permite a la pareja saber si van a querer comprar el atuendo o rentarlo para la ocasión. Aunque también reduce el tiempo en el que puede haber cambios en el físico de la festejada, haciendo que el ajuste realmente sea perfecto.

Como detalle final, se deben preparar los documentos necesarios para hacer oficial el matrimonio, ya que, aunque la ceremonia los une, son los documentos los que dejan un registro legal de dicha unión.

0 Comments

El compromiso en tiempos de COVID





Como ya lo hemos mencionado con anterioridad, la forma de encontrar el amor en estos últimos meses ha cambiado de manera radical. La cuarentena nos ha hecho buscar en otros lugares, demostrar que la distancia no es impedimento para encontrar a la pareja ideal y mucho menos para pensar en dar el siguiente paso.

Si bien también es una realidad, que el aislamiento ha terminado con el futuro de muchas relaciones, ya sea por discusiones o haberse dado cuenta que no era lo que esperaban. Las que continúan han generado lazos mucho más fuertes que antes, tanto en el apoyo de lo cotidiano, la repentina pérdida de un empleo o la partida de algún familiar a causa de la enfermedad.

Para las parejas que han decidido dar el siguiente paso en su relación y pensar en el compromiso previo al matrimonio, se acerca un panorama distinto. La fortaleza de su unión no tiene precedentes, han superado algunas de las batallas más complicadas que van a enfrentar, aún antes de ser marido y mujer.

Una nueva forma de ver el compromiso

Forman parte de una generación de parejas, que saben que la adversidad no es impedimento para continuar juntos, o para aplazar sus planes o inclusive cancelarlos. La determinación es algo que los caracteriza y como tal, su compromiso será igual de resistente y duradero.

Es por ello que la entrega del anillo de compromiso nunca ha sido algo para tomarse a la ligera, lleva implícito un apoyo incondicional, no sólo en los temas de mantener un hogar. Sino también en ser el soporte emocional en los tiempos de crisis, el refuerzo económico ante circunstancias inesperadas en el campo laboral, o estar al pie del cañón en situaciones de salud.

Momentos y circunstancias que la mayoría de las relaciones tienen que enfrentar una vez que se han unido en matrimonio, pero que, debido a las situaciones de salud a nivel mundial, muchas lo han tenido que enfrentar antes de tiempo.



El futuro matrimonial

Una generación de matrimonios que han superado el no poder verse tan seguido o tener que coexistir juntos todo el tiempo. Un grupo que ha tenido que limitar su contacto físico en lugares públicos y que ha contado con limitados lugares en donde pueden tener una cita o una reunión para dar la gran noticia.

La introspección de pareja ha aumentado, conociendo detalles que ni se podrían haber imaginado, gustos que compartían y no conocían o por qué no, hábitos que han desarrollado juntos.

Hoy más que nunca, compromiso significa estar en las buenas, malas y las peores. Es estar conscientes que el camino que viene tiene muchas complicaciones, pero que, si han sobrevivido a la situación actual, la mayoría no van a ser tan complicadas.

0 Comments

Amor a distancia





Con el inicio de la pandemia tuvimos que adaptar nuestro tipo de relaciones a modalidades en línea o muy pocas visitas a lo largo de los meses. Nada de verse todos los días u organizar salidas a lugares muy concurridos o turísticos, nos tuvimos que ajustar a lo que era mejor para nuestra salud y para el mundo. Esto agarro parejo a todos, los que acababan de iniciar, los que llevaban ya un rato, incluso a los que apenas se estaban conociendo con posibilidades de un amor en la cercanía.

No importó la edad, todos sufrimos lo mismo, el aislamiento.

Los valientes que decidieron adentrarse a una relación a distancia antes del COVID y los que tuvieron qué (porque no les quedaba de otra), llevan ya afrontando esto desde hace casi dos años.

Razones.

Si estabas ya en una relación a distancia previo al COVID sabrás muy bien tus razones. El amor, el compromiso, la promesa de eventualmente juntarte con tu pareja. Tal vez vivían en el mismo lugar, pero por cuestiones de escuela o trabajo, uno de los dos tuvo que irse a un Estado lejano.

Para los enamorados durante el COVID o muy pronto a la cuarentena estallar, la cosa cambia un poco, no es que fuera elección propia. No fue por una oportunidad laboral increíble o que fueras aceptado a la universidad de tus sueños. Fueron separados físicamente por una mala jugada del destino.

Justo cuando estás conociendo a esa persona especial, a quien parece ser estabas buscando toda tu vida, un acontecimiento como nunca antes en nuestros tiempos, se detona.



¿Distanciados o separados?

Tal vez se encuentren viviendo lejos, incluso en países distintos, podrán estar separados físicamente, pero no deben sentirse distanciados el uno del otro. Pese a no poder verse, tocarse, abrazarse y besarse. Están juntos, en corazón y alma.

Afortunadamente la cuarentena por COVID llegó en estos tiempos modernos, en donde el internet se encuentra en cualquier parte del mundo civilizado y podemos comunicarnos con nuestros seres queridos las veinticuatro horas del día, los siete días de la semana, durante todo el año, por videollamadas y mensajes de texto.

Redes sociales tenemos de sobra, plataformas dedicadas para las videoconferencias tuvieron su auge ahora con la pandemia. No es necesario enviar cartas y esperar una semana para obtener una respuesta, estamos a unos clics de distancia el uno del otro.

Podremos estar separados por unidades métricas pero los que de verdad se aman, esto les importará poco y se sentirán como si estuvieran a un lado, el uno del otro.

0 Comments
Phone TOLL FREE: TEL:(55) 5512-1400

© 2009-2015, All rights reserved by Amore-Mio.com