Planeando la boda: Un maratón que se debe disfrutar.

Dicen que cuando te casas es para toda la vida…  y ese es uno de los motivos por el que todos los que han dado ese paso lo hacen con la máxima ilusión de que así sea y por lo tanto, desean disfrutar de cada uno de los momentos, incluyendo los previos a ese gran acontecimiento, deseando reducir al mínimo los momentos de estrés que la planeación pueda requerir y maximizar aquellos que merecen ser inolvidables. Por eso es importante es que cuando se realizan los preparativos de la boda, no te vuelvas loc@ ni te estreses demasiado. El estrés en los preparativos nunca te ayudará a conseguir buenos resultados, así que desde la calma todo será mucho mejor. Además de involucrar a tu pareja en todo, tengan presente que será un evento que requiera inversión no solo de dinero, sino también de tiempo, por lo que recomiendo tomar en cuenta los siguientes consejos.

PLANIFICACIÓN ANTE TODO

La planificación deberá ser tu prioridad en cuanto digan  “sí quiero”. Para que tu planificación sea adecuada es importante que tengas en cuenta que no debes hacerlo todo de cabeza. Si quieres guardarlo todo en tu mente te estresarás más de la cuenta, se te olvidarán cosas y sí, te volverás loca con todos los preparativos de tu boda.

Por tanto, la mejor manera de empezar a planificar los preparativos de tu boda es escribiendo todo lo que se te pase por la cabeza. Empieza a darle forma en el papel y así, cuando lo hayas escrito podrás pensar en cada paso con mayor claridad y darle forma real. Apunta todo lo que quieras para tu boda y después ves descartando ideas hasta que te quedes con las finales. Recuerda que para planificar las cosas, deberás tenerlo por escrito.

Aquí algunas sugerencias de como calendarizar las tareas a realizar:

1 Año antes de la boda:

  • Elegir la fecha en la que nos queremos casar.
  • Calcular número de invitados y definir un presupuesto aproximado.
  • Buscar y reservar lugar del Banquete.
  • Buscar y reservar Iglesia y/o juzgado.

 

9 a 11 meses antes de la boda:

  • Buscar proveedores: foto, video, catering, wedding planner, decorador etc.
  • Preparar una lista preliminar de invitados
  • Decidir quienes serán las damas de honor y los padrinos.
  • Empezar a explorar los modelos de vestidos de novia.
  • Pensar en posibles destinos para la luna de miel y solicitar presupuestos.

 

5 a 8 meses antes de la boda: 

  • Reservar el viaje de novios en la agencia de viajes.
  • Para la boda religiosa en la parroquia del enlace indicarán las fechas de pláticas pre-matrimoniales.
  • Buscar y contratar la música.
  • Seleccionar y encargar las invitaciones.
  • Elegir y comprar las alianzas o argollas de matrimonio.

 

3 a 5 meses antes de la boda: 

  • Solicitar y preparar la documentación para la boda religiosa y/o civil.
  • Reservar habitaciones en un hotel para los invitados que residan fuera.
  • Comprar el traje del Novio.
  • Comprar los accesorios de novia: zapatos, tocado/velo, aretes, etc.
  • Seleccionar la estética donde maquillarán y peinarán a la novia.
  • Determinar la decoración del lugar.
  • Reservar los proveedores que aun no tienes reservados.

 

3 meses antes de la boda:

  • Enviar invitaciones a los invitados para que separen la fecha.
  • Preparar ceremonia, protocolo, lecturas y música.
  • Encargar los recuerdos para los invitados.
  • Elegir las flores para la boda.
  • Reservar el transporte para los invitados.
  • Preparar el baile de los novios (coreografía).

 

2 meses antes de la boda:

  • Hacer la prueba del peinado y maquillaje.
  • Seleccionar la música para la ceremonia, recepción y banquete.
  • Probar y elegir el menú.

 

1 mes antes de la boda: 

  • Llamar y volver a confirmar todos los proveedores contratados.
  • Confirmar la asistencia de todos tus invitados.
  • Confirmar la reserva de tu luna de miel.

HAZLO TODO CON TIEMPO

Es buena idea hacerlo todo con tiempo, pero cuidado… no vayas a reservar el lugar de la celebración sin saber primero los invitados que tendrás confirmados para el día de tu boda, es por eso que estoy haciendo una sugerencia de la calendarización. Es importante que no esperes hasta el último momento para hacerlo todo, porque entonces vendrán las prisas y acabarás pagando más por menos solo por tener las cosas listas en la fecha.

En cambio, si lo haces todo con el tiempo adecuado, podrás reservar el lugar, elegir el vestido tranquilamente y hacerle los arreglos necesarios, también podrás preparar los detalles de la boda, hablar con los invitados para saber sus necesidades alimenticias y tenerlas en cuenta en el menú y podrás ir a la prueba con tiempo de sobra para decidir si quieres cambiar o no algo y podrás buscar un auto de novios adecuado.

En cuanto a las argollas de matrimonio o alianzas, así como para las demás joyas del ajuar para la novia, te recuerdo que en Amore Mío hay un equipo de profesionales siempre dispuesto a dar la mejor asesoría sobre el color del oro que mas favorezca (puede ser oro blanco, oro amarillo y oro rosa), así como una gran variedad de piezas con o sin diamantes, para satisfacer a los gustos más exigentes.

PIDE PRESUPUESTOS

No te quedes con lo primero que te digan. Es muy importante que preguntes presupuestos de cada cosa que quieras realizar en tu boda, desde el menú, el local, el DJ o grupo musical, los detalles de la boda para tus invitados… incluso para el vestido. Pide presupuestos en varios lugares para que de este modo puedas escoger el que mejor te convenga.

Es importante preparar una boda de acuerdo a tus posibilidades. No te hipoteques por tu boda ni te gastes más de lo que tienes. No pienses que con lo que recaudarás en tu boda podrás pagarlo todo porque en ocasiones esto puede ser insuficiente, ten una boda acorde a tus posibilidades. Si después con los donativos de tus invitados puedes costearlo todo, genial, y si te sobra, ¡aún mejor!

NO TE PASES CON LA LISTA DE INVITADOS

La lista de invitados no tiene que alimentar tu ego. No es necesario que invites a esos primos que no conoces en persona. ¿Para qué quieres personas que no conoces o que no tienen alguna cercanía importante para ti en un día como es el día de tu boda? Piensa en las personas que realmente aportan algo a tu vida y céntrate en ellas para invitarlas. Será un día muy especial para ti y lo último que quieres es que exista falsedad o lejanía en el ambiente.

BUSCA TU CALMA INTERIOR

Y ahora el consejo mas importante: Algunos días antes de la boda relájense y disfruten, se trata de confiar y fluir.

Por supuesto, deberán buscar tu calma interior los días previos a la boda, por eso cuando vayan teniendo los preparativos listos, no duden en buscar momentos de relax juntos y separados para su bienestar interior. Busca momentos para ti, para tu disfrute y salud mental. ¿Te apetece irte de spa? ¿Quizá irte a un parque a leer tu libro favorito tomando un baño de sol? ¡Date caprichos para mejorar tu salud emocional! Y recuerden que en todas las fiestas hay algún detalle que puede no ser del todo agradable…Es así y lo tendrán que asumir y una vez que todos los detalles estén cerrados, disfruten de su boda, ya que lo hecho con amor…

¡Bien hecho está!

Una respuesta a “Planeando la boda: Un maratón que se debe disfrutar.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *