Consejos para cuidar tus joyas en vacaciones





La temporada de vacaciones de verano ya se acerca poco a poco, tal vez sea momento de pasar un tiempo en la playa o en la albera. Obviamente quieres lucir fabulosa para vacacionar con todo el glamour, usando tus mejores outfits y portando orgullosa toda tu joyería, pero ¿te has puesto a pensar cómo cuidar de ella en esta temporada? Bueno, no te preocupes, para eso estamos en Amore Mio, hoy te daremos unos consejos para que tus diamantes no pierdan su brillo y no se extravíen. Así que aquí tienes nuestros mejores consejos para viajar de forma segura con tus joyas este verano.

El oro puro no se ve afectado por el cloro, ya que es un metal precioso que apenas reacciona con otras sustancias químicas, pero es un metal bastante blando. Entonces, para incrustarlo en joyas de oro, se agregan otros metales preciosos al oro. Debido a esto, metales como la plata, el níquel o el cobre, son susceptibles a las sustancias químicas agresivas como el cloro. Tu anillo de oro con diamantes o piedras preciosas puede decolorarse mucho.

El cloro no solo es dañino para tus joyas, el agua salada también puede dañarlas. La sal provoca la erosión de las piezas soldadas de oro, plata o platino. Aquí es donde el metal precioso se debilita y tus joyas pueden romperse. El diamante en sí también es atacado por la sal, incluso a los de excelente calidad. Las facetas pueden verse dañadas, lo que le da al diamante una apariencia opaca.

Si tus joyas fueron expuestas al cloro o sal de mar, enjuaga con agua limpia lo antes posible. Ten cuidado de no usar detergentes fuertes, ya que puedes dañar aún más sus joyas.

Prepara una solución con un poco de agua tibia y unas gotas de lavavajillas suave, después deja remojando tus joyas durante unos 15 a 20 minutos y enjuágalas en agua corriente. Finalmente, frótalas para secarlas con un paño que no suelte pelusa.

Si sus joyas de oro se han opacado o su color se ha deteriorado, puedes restaurarlas. Nosotros como joyeros experimentados en Amore Mio, limpiaremos y puliremos tus joyas de forma profesional, de esta manera tu anillo de oro recuperará su brillo y esplendor.



Como ya hemos mencionado anteriormente, es mejor quitarse las joyas cuando vayas a nadar. Mantén tus joyas de forma segura en el paquete original o en una bolsa de tela suave, si este es el caso, asegúrate de que tus diferentes accesorios no se puedan tocarse entre sí. El diamante es la piedra preciosa más dura del mundo, pero puede dañarse con el impacto de otro diamante.

Las grasas de la espuma, el champú, las lociones y los acondicionadores también pueden reducir el brillo de tus joyas, es probable que se acumulen debajo de la piedra. Si el uso de lociones o cremas ha hecho que su anillo se vea grasoso, puede agregar un poco de amoníaco.

Viajar con tus objetos de valor también tiene sus riesgos. El equipaje se pierde, los pendientes desaparecen en las piscinas y los hoteles no siempre son los lugares más seguros.

Lleva siempre las joyas en el equipaje de mano.

Nunca guardes nada valioso en una maleta que documentarás en el avión. ¡Las aerolíneas son conocidas por perder equipaje! En su lugar, guarda las joyas en tu bolso o simplemente úsalas.

Usa la caja fuerte del hotel

Si no estás usando las joyas, déjalas bajo llave en la caja fuerte de su habitación de hotel. En conclusión: si el hotel no dispone de caja fuerte en la habitación, llévalas siempre contigo.

El cuidado de tus joyas preciosas es muy importante para asegurarse de que duren toda la vida, mantenlas alejadas del cloro, el agua salada y los productos químicos o detergentes.

0 Comments
Phone TOLL FREE: TEL:(55) 5512-1400

© 2009-2015, All rights reserved by Amore-Mio.com