El amor en tiempos de COVID





El amor forma parte de nuestra vida diaria, es uno de los temas más universales, no importa el idioma o la nacionalidad, se entiende por igual. Llevamos ya mucho tiempo en este encierro por el COVID, pero, aun así, el amor sigue teniendo la misma relevancia. El juego ha cambiado, eso sí, las dinámicas no son las mismas y hoy me gustaría hablar un poco acerca de ello.

Buscar o encontrar

Si ves al amor como una meta u objetivo que persigues proactivamente, puede ser que te tardes más en encontrarlo. Porque es algo que no se puede forzar y cualquiera que lo haya experimentado puede avalarlo. Entre más lo buscas, más se esconde.

A veces está en los lugares que más frecuentas, en las personas con las que más te llevas, pero también se da en la primera impresión, en la primera mirada. Se lleven conociendo desde hace años o de hace un par de días, cuando te toca, aunque te quites y cuando no, aunque te pongas.

Porque así es el amor, a veces llega en el peor momento posible y a veces, llega justo cuando más lo necesitas. Te atrapa con la guardia baja y no te deja ir. Desgraciadamente, desde finales del 2019, el COVID redujo drásticamente las posibilidades de conocer nuevas personas, experimentar nuevas sensaciones y experiencias.

La vida dio un giro de 180 grados y no parece que vaya a regresar a la "normalidad" en algún futuro cercano. Afortunadamente, la gente lleva conociéndose en línea desde hace ya mucho tiempo, y si aún había gente que pensaba que esto era un intento patético y desesperado de buscar el amor y que esas no son las formas, en estos tiempos esa mentalidad ya está́ cambiando, tuvo que cambiar, estamos evolucionando.

Ni siquiera es necesario descargar apps de citas en línea, no es que tenga nada de malo, pero hay muchas más posibilidades.

Hay anécdotas de todo tipo, desde personas que se conocen y enamoran a través de videojuegos, comentarios en grupos de Facebook, por videos de YouTube o en plataformas de streaming como Twitch.

Una de las cosas que tienen en común todas estas historias, es que la interacción partió́ de una broma, riña o malentendido. Ninguno buscaba encontrar a su media naranja en esos lugares.

A medida que las interacciones eran cada vez más frecuentes, una amistad se iba forjando. La buena comunicación es la base de cualquier relación.



¿Atracción física o algo más?

Si conoces a alguien en línea, no siempre le verás el físico al principio (dependiendo de la situación, claro está), puede que te empiece gustando su forma de hablar, de pensar, de expresarse. Que te haga reír o reflexionar, ya después habrá tiempo de lo físico.

Porque la atracción física es lo sencillo, sabes cuando te gusta alguien de esa manera, te gusta su cabello, sus ojos, sus labios, su cuerpo. Podrías pasarte horas admirando una foto o video suyo. Pero el cariño se va creando lentamente, y el amor ni se diga. Ambas partes se complementan y son indispensables para obtener un amor romántico.

A veces es más difícil de admitir, de procesar.

Un consejo para detectarlo, cuando te pases horas preguntándotelo y sin poder sacarte a la otra persona de tu cabeza, ahí́ tienes tu respuesta, no le des más vueltas al asunto.

Son tiempos difíciles los que vivimos, sí. Pero con toda esta tecnología a nuestro alcance, no dejemos que la pandemia nos impida ser felices, lograr nuestras metas, e incluso, encontrar el amor.

Hay maneras, hay caminos, sólo hay que saber cuál nos llevará a nuestro destino.

0 Comments
Phone TOLL FREE: TEL:(55) 5512-1400

© 2009-2015, All rights reserved by Amore-Mio.com