Llame Sin Costo: TEL:(55) 5512-1400

El amor en vísperas navideñas



El fin de año es uno de los momentos en los que te haces las preguntas reales sobre tu vida en general y tus relaciones. Estos pensamientos pueden suponer de algunas rupturas amorosas.

Las dos semanas previas a la Navidad serían un período marcado por un verdadero boom de rupturas entre las parejas. ¿Dar un regalo es la mejor manera de recordar el amor que los unió?



Los expertos dicen que, al dar un regalo se le invierte tiempo para encontrar el que agradará a su pareja, pero también un buen conocimiento del otro, así como del dinero. Se trata, por tanto, de una inversión desde todos los puntos de vista, como subrayan estos tres criterios, que por tanto puede llevar a la cuestión del compromiso con su pareja. Sin embargo, lo que podemos decir claramente es que, al dar un regalo, especialmente en Navidad, este se relaciona con lo que la otra persona conoce de ti, así que, si dar un regalo terrible esta Navidad, ¡eso no significa el final de la relación! Por otro lado, un regalo poco convencional, que no se corresponde en absoluto con la personalidad de la pareja, puede llevar a dicha pareja a plantearse cuestiones sobre la relación, y más precisamente sobre el hecho de saber si realmente le conoce.

La cuestión de la fecha límite, que es cuánto tiempo ha estado en una relación, no cambia mucho en esta situación. Puede muy bien estar en una relación por solo dos meses y vivir con la pareja durante este mismo período, y así conocerlo muy bien; a la inversa, las historias a largo plazo más marcadas no necesariamente permiten que los dos se conozcan realmente bien. Se trata de escuchar, observar, prestar atención a los demás; no todo el mundo tiene las mismas capacidades en esta área. Dar un regalo que vaya en contra de la personalidad de la pareja puede interpretarse como una falta de atención en la relación.

Hay muchas rupturas en determinadas épocas del año, como el 14 de febrero, Navidad o incluso Año Nuevo, que en realidad son momentos clave. Esto se explica por el hecho de que, en lo que a Navidad se refiere, es casi fin de año. Son momentos que representan un pasaje importante en la vida, donde damos testimonio de nuestro amor, pero también la Navidad donde puede ser más una cuestión de si pasamos la Navidad con su familia o la de su pareja.



De manera más general, estos son períodos de la vida en los que nos vemos llevados a hacer preguntas sobre compromisos y relaciones. Es por eso que vemos una gran cantidad de rupturas en ese momento, porque ya no podemos ocultar lo que podríamos haber intentado ocultar que estaba mal; tenemos que hacernos las preguntas correctas. Obviamente no vas a invitar a alguien a tu familia sabiendo muy bien que en dos o tres semanas no estarás con esta persona.

Es obvio que estas rupturas no son las más agradables porque ahora tendrás esas celebraciones solo. Por tanto, sería mejor evitar las rupturas en estas épocas del año. En cualquier caso, cuando se trata de romper, nunca hay buenos momentos o buenas maneras.

La transición al Año Nuevo, simbolizada en el imaginario colectivo por un beso bajo el muérdago, significa que nos amaremos durante el próximo año, las personas que están en una relación no consideran en absoluto pasar esta noche lejos el uno del otro. Celebrar la Nochevieja por separado para una pareja ya es una señal de que la historia está llegando a su fin.

0 Comments
Phone TOLL FREE: TEL:(55) 5512-1400

© 2009-2015, All rights reserved by Amore-Mio.com