Gestos romanticos en la vida cotidiana





Tras la euforia de los inicios, las relaciones románticas suelen quedar marcadas por la monotonía, para la mayoría de las parejas, la rutina parece primar sobre la pasión: las obligaciones familiares, profesionales, el hábito y los pequeños tormentos cotidianos a veces nos hacen olvidar el romanticismo.

Aunque todos sabemos que es fundamental mantener viva la llama, la mayoría de las veces estamos felices de satisfacer a nuestra media naranja con atenciones en ocasiones especiales: 14 de febrero, su cumpleaños, Navidad ¡Son tantas otras ocasiones! Pero seamos sinceros, en el día a día ¿Cuántas veces le dices palabras románticas a tu pareja? Aquí te plantearemos lo que puedes hacer para avivar la llama del amor en un día cualquiera.

Por supuesto, el desayuno completo con tocino, huevo, pan tostado, café con leche y flores frescas en un plato requiere un poco de tiempo. Lo guardamos para el fin de semana, por otro lado, nada te impide levantarte unos minutos antes para darle a tu pareja un jugo de naranja fresco que le encanta a tu pareja. De cualquier manera, trata de sentarte al menos quince minutos juntos por la mañana, tomar un café y charlar de todo menos del trabajo. Es todo un desafío, ¡pero puedes hacerlo!

Si no tienes suficiente tiempo por la mañana, aprovecha la oportunidad para bañarse juntos de vez en cuando, realmente puede ser un baño rápido en el que simplemente tocarte con las manos enjabonadas puede ser muy romántico.

Si existe el riesgo de que la ducha compartida "salga mal" y te haga llegar tarde a la oficina, escribe mensajes cortos en el espejo. Aprovecha la condensación o usa el viejo método del lápiz labial.

Si es posible, vaya a su oficina para comer juntos. Disfrute de un restaurante (incluso uno rápido) o de un picnic improvisado en el parque de la esquina.

Ya en la noche, tómate una copa y charla para relajarte mientras preparas la comida. De vez en cuando, conviértase en el objetivo de hablar solo de los buenos momentos del día para crear un ambiente relajado.

Recuerda los inicios de tu relación: siempre trataste de ser lo mejor que pudiste para seducir al otro. De vez en cuando, disfrazarse, maquillarse, ¡sorprender al otro!

Dale un regalo de vez en cuando, por el gusto de regalar: ese libro, juego o bebida que tanto deseaba, o cualquier otro objeto que le haga feliz.

Cuando tienes niños, no es fácil mantener una privacidad óptima, pero siempre organiza para acostarlos a la misma hora. Esto no solo es bueno para ellos, sino que sabrá que todas las noches a partir de las 8 p.m. (por ejemplo), tendrá algunas horas "románticas".

Prepara un baño de burbujas y ofrécele a tu pareja un masaje sobre sus músculos cansados. Quién sabe, ¡él (ella) podría pedirte que te unas a él allí!

Cada semana, programa una noche (o más) sin TV. Aproveche la oportunidad para charlar, reír, jugar juegos que les gusten a ambos.



Pon música significativa en su historia. Recuerda esos momentos al comienzo de tu relación, mira las fotos de su viaje. Sumérgete en tus recuerdos comunes para reavivar los sentimientos que te habitaron en estas ocasiones específicas.

Escribimos decenas de correos electrónicos al día, ¿y cuántos a nuestra pareja? Si la respuesta es cero, podría ser el momento de hacer algo al respecto. Por supuesto, no se trata de escribir una carta de amor de dieciocho páginas, sino de unas pocas palabras románticas para dedicar y no estamos hablando de los pendientes. Solo unas pocas palabras dulces, dile que lo amas, lo extrañas, que escuchaste una canción que te hizo pensar en él (ella). Aprovecha tu descanso para llamarlo o mandarle una nota de voz por WhatsApp, dile que deseas escuchar su voz.

Haz que le envíen flores o chocolates a su oficina, sin ningún motivo, solo por el simple hecho de decirle que la ama.

Si quieres cambiar un poco el ambiente en el que se encuentra, busca opciones para salir de viaje solo ustedes dos, una escapadita romántica, no necesariamente tiene que ser algo sumamente ostentoso, pero atrévete de vez en cuando y elige pasar la noche fuera de casa. No hay necesidad de pagar un paquete caro ¡La idea es romper la rutina!

Como puedes ver, hay una multitud de pequeñas cosas que hacer, a diario, para salir del círculo vicioso transporte-trabajo-sueño. Puedes pensar que es “cursi”, que a tu pareja no le gusta este tipo de atención, que será inútil ¡Pero no está de más intentarlo!

¿Imaginas si estos sencillos gestos (y todos los demás que inventarás) pudieran re-enamorar apasionadamente a la persona con la que ya compartes tu vida? Una cosa es cierta, no es algo que se esté esperando y las sorpresas siempre son agradables, sin hacer mucho esfuerzo la monotonía desaparecerá. Obviamente, hay que presionar y trabajar un poco, pero las recompensas valen la pena. Se creativo, recuerda lo que te atrajo a tu pareja hace años ... Lo más probable es que él o ella esté feliz de estar todavía en el centro de tu atención y de tu corazón.

0 Comments
Phone TOLL FREE: TEL:(55) 5512-1400

© 2009-2015, All rights reserved by Amore-Mio.com