Ideas para la mesa de postres





Una de las tendencias que ha llegado para quedarse es la mesa de postres. Pequeños bocadillos dulces y no tan dulces que amplían el catálogo de golosinas dentro de las celebraciones nupciales.

De la misma forma que el pastel, los centros de mesa y demás decoraciones, la mesa de postre debe de ir en armonía con el resto de los elementos de la recepción. Para conseguir esto no sólo se debe pensar en los adornos que van a ser colocados en esta mesa, sino en los bocadillos que le van a dar sabor.

Para conseguir esta imagen homogénea uno se puede valer de la temática de la boda, la temporada del año en que se realiza o la paleta de colores que se ha seleccionado. Tomando en cuenta estos elementos es que se pueden determinar los alimentos que le darán identidad a esta parte del banquete.

Otro punto importante que se debe considerar es si en esta mesa sólo se van a encontrar bocadillos dulces, o se va a romper con la monotonía entremezclando notas saladas. Una idea que se ha reforzado en los últimos meses y que abre la oportunidad de que la mesa de postres sea visitada en más de una ocasión.

En cuanto a los elementos que se pueden encontrar en este escaparate culinario, las opciones son muy variadas. Dentro de los más tradicionales serían macarrones, pastelillos individuales y de diferentes estilos, galletas, gelatinas y postres al vaso.

Claro que el diseño es enteramente al gusto de los novios, ya que se pueden colocar fuentes de chocolate para incluir banderillas de fruta. Jugar con la imagen vintage, mediante una máquina de palomitas. Una sección con gomitas, dulces enchilados y cacahuates.



Incluir panecillos rellenos, porciones individuales de pasteles clásicos, o incluso jugar con las tendencias e incluir bombones de chocolate pintados a mano o cup cakes que cuenten con detalles de oro comestible.

Otro aspecto que se debe tomar en cuenta es la cantidad de bocadillos que se van a servir por invitado. Esto se calcula considerando las variedades que se van a encontrar y un promedio que la mayoría de las banqueteras utilizan. Un aproximado de 5 bocadillos por persona resultan suficientes, este conteo ya es considerando los diferentes bocadillos, ya que no todos los invitados comerán uno de cada variedad.

Si uno considera cada uno de estos puntos la posibilidad de éxito de la mesa de postres es casi total. Se puede redondear la planeación a tres elementos indispensables; la cantidad de invitados que se espera, la temática y decoraciones con las que se debe armonizar y el tipo de bocadillos que se piensa ofrecer.

Una tendencia que ha sido impulsada por las condiciones actuales, ya que evita que los alimentos sean manipulados por muchas personas, antes de llegar al invitado. De igual manera alimenta con variedad un espacio del banquete que durante largos años había sido monopolizado por el pastel de bodas y que en vez de restarle protagonismo, lo complementa.

0 Comments
Phone TOLL FREE: TEL:(55) 5512-1400

© 2009-2015, All rights reserved by Amore-Mio.com