SUPERSTICIONES DEL ANILLO DE COMPROMISO

SUPERSTICIONES DEL ANILLO DE COMPROMISO
El anillo de compromiso es un símbolo preciado que marca el inicio formal y sólido de una relación. Después de la boda, llevarás tanto el anillo de matrimonio como el de compromiso con frecuencia, por lo que es esencial cuidarlos adecuadamente. Sin embargo, como cada tradición de boda, cuenta con algunos mitos y leyendas alrededor de este accesorio. Aquí te contamos algunas

¿En qué dedo se coloca?


Más allá de ser una joya, este anillo tiene un valor simbólico profundo, expresando emociones sin necesidad de palabras, pero… ¿conocer el por qué el anillo se coloca en el dedo anular? Esta tradición se remonta al antiguo Egipto, donde se creía en una conexión directa entre este dedo y el corazón a través de la llamada 'vena del amor'. Aunque no podemos confirmar la veracidad científica, el romanticismo de esta idea la hace especial.

No pierdas tu anillo


Perder el anillo de compromiso es temido como una señal de mala suerte. Si enfrentas esta situación, reemplazar el anillo rápidamente puede disipar cualquier mal presagio. Por lo que tienes que asegurar tu anillo y otras joyas para garantizar su protección y considerar cuidadosamente las condiciones del seguro, el valor de mercado y la cobertura en caso de pérdida accidental.

Cuidado con el día que compras tu anillo


Según una tradición estadounidense, el día que compras tu anillo de compromiso puede influir en la vida que llevarás en pareja. Pues según esta creencia, comprar un anillo un lunes augura una vida ocupada, mientras que hacerlo un sábado se asocia con una vida placentera. Este tipo de supersticiones también se extiende al día de la boda, con una rima antigua que sugiere que el miércoles es el día más deseable para casarse, mientras que el sábado se considera la peor opción.

Un anillo heredado


La creencia en torno a los anillos de compromiso de segunda mano o heredados sugiere que si recibes un anillo que haya sido usado por otra novia, también heredarás la suerte de ese matrimonio. Se cree que si la pareja anterior fue feliz, tu relación también tendrá éxito, pero sí experimentaron desgracias, se supone que esa energía se transmitirá a tu relación.

Que no se gire tu anillo


Si el diamante o la piedra preciosa queda hacia el interior de la palma de la mano, es considerado como un presagio de mala suerte. Esta superstición a menudo está relacionada con el hecho de que el anillo puede estar demasiado grande para el dedo. ¡Así que asegúrate de que tu anillo se ajuste perfectamente para evitar cualquier giro inoportuno!


No te pruebes el anillo de otro


La superstición sostiene que es de mala suerte que alguien más se pruebe o se ponga tu anillo de compromiso. Para contrarrestar esta mala fortuna, se sugiere limpiar el anillo sumergiéndolo en agua bendita.

0 Comments