Llame Sin Costo: TEL:(55) 5512-1400

Una propuesta inesperada



La semana pasada recibimos una historia de amor de lo más hermosa, Leonel nos contó cómo conoció a Vanessa y a pesar de los años y las circunstancias que los llevaron a estar lejos por muchos años, jamás dejó sentir por ella algo especial. Su historia animo a que en Amore Mío! hiciéramos una invitación para que nuestros seguidores pudieran tener un lugar donde compartir cómo es que decidieron declararse, con lo que también podremos descubrir a nuestro enamorad@ de la semana, quien tendrá la oportunidad de ver su historia contada en el blog.

El día de hoy presentamos la historia de Alexa nuestra enamorada de la semana, quien nos cuenta como Joso (José) se le declaro.  De echo están a un par de semanas de cumplir 4 años desde aquel día donde no solo se hicieron novios sino que su promesa nació.

Una propuesta inesperada

Cuando estaba en los últimos semestres de la universidad conocí a Joso, siempre he sido alguien muy activa que me encanta estar de un lado para otro, salir de fiesta, frecuentar a los amigos, el cine, comer, visitar exposiciones y bueno... eso me ha hecho conocer a muchas personas, así que es natural que en algún momento conocería a los amigos de mis amigos y así fue como en una fiesta él apareció.

Recuerdo que a pesar de ser alguien reservado, realmente es muy agradable, no es de los que habla mucho cuando recién lo presentan, sin embargo todo lo que te cuenta lo hace con una gracia singular y de inmediato hace que te caiga bien. Conforme avanzó la fiesta empezamos a convivir más y sin darme cuenta la fiesta estaba terminando. Lo pasamos muy bien, que al momento de despedirnos los dos esperábamos vernos pronto, y para hacerlo más fácil intercambiamos números de teléfono.

Después de aquello no paramos de salir a todos lados juntos, y dado que teníamos tantos amigos en común, de inmediato nos decían que éramos novios y siendo muy sincera eso no me molestaba, ni tampoco me parecía importante, a fin de cuentas todo el tiempo estábamos juntos así que si lo querían pensar por mí estaba bien.

Realmente no me cuestionaba sobre mis sentimientos hacia él, todo era tan natural, que no sentía necesidad de cuestionarlo, y él tampoco se mostraba deseoso de hablar al respecto. Ya habían pasado poco más de 5 meses y en mí empezó a existir la curiosidad, de si algo más pudiera pasar entre nosotros, en todos esos meses no había visto ni una sola pregunta o insinuación por parte de él o mía, pero esa mañana de alguna manera que no puedo explicar la pregunta saltó a mi cabeza y no paró de darme vueltas todo el día.

Mi cumpleaños era en dos días, así que mis amigos sugirieron que hiciéramos una salida a comer todos y después una fiesta en el departamento de mi mejor amiga. Evidentemente él estaba invitado. Todo era normal aquella vez, lo usual para un cumpleaños, amigos, comida, bromas, risas pero cuando íbamos camino al departamento de mi amiga, Joso mencionó que tenía un problema y que debía atenderlo por lo que llegaría un poco más tarde, le pregunté ¿Si no era grave o sí podía ayudarle en algo? pero me pidió que estuviera tranquila, no era grave y que más tarde me contaría con lujo de detalle que ocurría, jamás imagine lo que me diría…

La fiesta cada vez se ponía mejor, eso me ayudó a no pensar mucho en lo que ocurrió con Joso y tomarlo con calma, de repente llego un mensaje de él donde me pedía bajar del departamento, yo le dije que sí - pero pregunte- ¿Todo está bien? - se limitó a decirme que sí, pero que era urgente que bajará.

Baje rápido y cuando salí a la calle me sobresalte al verlo frente al edificio, estaba allí parado sosteniendo en una mano un enorme peluche, en la otra globos, una pequeña caja y un letrero enorme que decía; ¿Quieres ser mi novia? Me puse tan roja como un semáforo o al menos así lo sentí, le abracé, sentía tanta emoción que no podría explicarlo, era como si hubiera llegado algo que hubiese estado esperando por años… aunque realmente no lo esperaba, de mis boca brotó un natural e implacable “sí” sonrió y le bese largo y despacio.

Antes de subir de vuelta a la fiesta, el me tomo de la mano y me pidió abrir la caja pequeña, en ella había un anillo sencillo anillo con una gema azul, muy linda, le dije; así pides ser tu novia con anillo de compromiso y todo, a lo que me respondió - No… es un anillo de compromiso es de promesa, y el día de hoy te hago la siguiente promesa; te prometo un día tu y yo creceremos tanto, estando juntos que ese será el momento para cambiar este anillo de promesa por un anillo de compromiso.

 



Y después de 4 años aún estamos juntos y nuestra historia continua.

Esperamos que esta historia te inspire a declararse y sobre todo comparte tu historia ya que en Amore Mio estamos inaugurando la dinámica del enamorado de la semana, así tu historia puede ser la siguiente en nuestro blog.

Recuerda que nuestros asesores son especialista y estarán encantados de atenderlos.

Una propuesta inesperada

1 Comments
Phone TOLL FREE: TEL:(55) 5512-1400

© 2009-2015, All rights reserved by Amore-Mio.com