Boda en playa, un atardecer romántico

Celebrar nupcias en la playa es un sueño de verano, ya que por mucho se trata de uno de los destinos más impresionantes, con escenarios impactantes y llenos de sorpresas, por ello tiene el ambiente perfecto para una de las celebraciones más importantes de tu vida. Así que si ya has decidido por este destino, lo mejor es que estés muy informado para tengas la mejor boda.

Lo primero es elegir el lugar; conocer qué playa y la zona, puesto que de ser turística, facilita el acceso y puede contar con espacios adicionales, con los que tus tus invitados podrán tener un espaciamiento mayor y hacer una escapada vacacional. Tener un escenario reducido es recomendable, facilita obtener los permisos, consideremos que al ser un festejo al aire, un escenario reducido creará un ambiente más íntimo. 

La organización es el siguiente tema a cubrir y aunque se espere que esta sea tranquila, sencilla, y que fluya como la corriente del mar en paz y armonía, la realidad es un poco más complicada.

Inicia con la fecha, procura que no sea en temporada vacacional, por algo es de los principales destinos, en este periodo las playas suelen estar repletas de turistas y los precios se elevan considerablemente. La primavera, el final del verano e inclusive el otoño no cambiarán radicalmente el clima maravilloso de una playa, por lo que son buenas fechas para elegir. 

Como mencionamos anteriormente; el ser un espacio reducido también impactará en tu lista de invitados, lo recomendable es que esta debe estar muy bien pensada, lo mejor es considerar una lista igual de íntima que el ambiente de la boda, también hay que considerar las condiciones y políticas del hotel, aquí es muy importante revisar si existen tarifas especiales para tus invitados. El acceso a la playa debe ser fácil para todos, ya que el mar suele ser impredecible es bueno que tengas un plan de reserva en caso que el clima cambie a una lluvia inesperada o un viento muy fuerte. 

La decoración en playa tiene estilos conocidos, como el bohemio; con un ambiente relajado y de paz, o el marítimo; que remite a la vida en alta mar y la costa, o el vintage tropical; con sombrillas, velas, telas vaporosas, asientos de madera, todo repartido sobre la arena creando un encanto especial. Dentro del decorado hay que tocar el punto de las invitaciones, selecciona un diseño que se asocie a todo lo previo seleccionado, tanto el estilo de la decoración, la playa elegida, la temporada, asegúrate que el dress code quede impregnado así como el tipo de boda, con esto tus invitados podrán estar muy enterados de cómo acudir y prepararse para el evento. 

Con los preparativos cabe tener un especial detalle al momento de seleccionar tu outfit nupcial, considera que la playa te permite usar un estilo más relajado, y menos tradicional, por ejemplo el uso de las telas como el lino, encajes y coronas de flores son perfectos accesorios a sumar, los colores como el beige o el blanco son tu opción, esto último para ambos.

Finalmente hay que pensar en un momento muy importante del evento; el banquete es necesario considerar las implicaciones del ambiente y el escenario porque estarán al aire libre, un menú tipo buffet o cocktail puede ser el más adecuado. En cuanto a los platillos la sugerencia de menú sería algo fresco y natural del mar; pescado, mariscos y gastronomía exótica son lo ideal. 

Solo resta desearles que disfruten cada momento del proceso y sobre todo lo mágico que será. Recuerda que en en Amore Mío! tenemos gran variedad de opciones para ese anillo de boda perfecto a combinar en la playa.