Cuando dar el anillo de promesa





El amor. El amor es algo tan hermoso, pero tan complicado, puede llegar en el peor momento, en el que menos te lo esperas, pero también puede llegar justo en el momento más oportuno. Ambos se dejan llevar, no importa qué se encuentre en su contra, salen, se enamoran, se convierten en pareja, pero, es muy pronto para pensar en bodas y el matrimonio, ¿se puede hacer algo antes?

Una promesa, un compromiso.

Así como lo dice su nombre, el anillo de promesa es, valga la redundancia, una promesa, pero, ¿promesa de qué?

Ahí la belleza de ese anillo. Tú o más bien, la pareja es la que decide darle el significado apropiado. Generalmente se le conoce como un anillo previo al de compromiso, con la promesa de obsequiar dicho anillo algún día no muy lejano. Pero realmente, ustedes pueden darle el uso que quieran.

Algo que sí que no está en juego, es que significa un compromiso más serio, un amor más profundo. Un nuevo nivel en la relación.

Porque, ¿para qué darlo si no es por algo más serio y fuerte?

El momento correcto.

No existe un momento correcto, no es una verdad universal ni nada por el estilo. Lo sabrás cuando estés listo, tarde lo que tarde, años o meses, pero en el momento en que lo sientas, no habrá marcha atrás y estarás por embarcarte en una travesía de un amor cada vez más creciente.

No importa quién lo de, el novio o la novia, ambos pueden hacerlo y ambos pueden portarlo. Se trata de un lindo detalle que simbolice el amor tan potente que sienten el uno por el otro, así que no se limiten a esperar que el hombre lo regale.



Un regalo es un regalo y un compromiso de pareja es entre dos, no tiene que recaer todo en el peso de una persona. El que sienta primero la necesidad de dar tan bello siguiente paso no debería reprimirlo sólo por su sexo o género.

¿Es indispensable?

No importa que tan seria sea la relación o que tanto duren como pareja, hay personas que deciden nunca dar dicho anillo, no porque no deseen fortalecer el compromiso, sino porque no están enterados del significado e historia del anillo de promesa.

No es un requisito absoluto que te da entrada al siguiente nivel de relación. Es una muestra de la unión y compromiso que tienes con tu pareja, pero para demostrar eso, no es necesario dar algo material.

Con las palabras y acciones del día a día es más que suficiente, esto último sí es algo más que indispensable y no te debería de costar ni un solo peso.

0 Comments

Materiales de anillos, importancia y significado





Todos conocemos los tipos de anillos más comunes (de promesa, de compromiso y las argollas matrimoniales) pero, ¿qué hay de los materiales? Son importantísimos sin importar de qué anillo se trate. Es por eso que el día de hoy les traemos un listado con los materiales más populares para la fabricación de anillos.

Importancia.

La joyería especial para un ser querido, toma distintas formas y materiales muy diversos de persona en persona. Dependiendo del tipo de anillo, los hay con piedras o sin ellas, de tungsteno hasta de oro o platino. Pueden elegir algún modelo de la tienda o, si el dinero se los permite, gastar una pequeña fortuna en el anillo de sus sueños, algo totalmente personalizado.

Todo está en nosotros y en que tanto conozcamos a nuestra pareja, o en su defecto, que ambos se pongan de acuerdo y elijan la sortija perfecta, con sus materiales y formas soñadas. No hay mal camino, tanto si será sorpresa como si será una decisión en conjunto.

Anteriormente ya hemos hablado acerca del Simbolismo y significado de las piedras del anillo de compromiso en este blog, pero es momento de enfocarnos en los.

Materiales:

• Tungsteno: Las joyas de tungsteno en realidad son piezas de carburo de tungsteno, que es una aleación del 80% de este metal y un 20% de mezcla de carbono y otros metales. Son anillos que resultan bastante económicos y que pueden encontrarse en gris o blanco lustroso.

• Cobalto: Se trata de un material resistente y con una dureza que lo vuelve perfecto para el uso del día a día, este material permite realizar una mayor variedad de diseños con incrustaciones de piedras y grabados de todo tipo.

• Carbono: Su principal característica además del color negro, son la ligereza y la robustez. Las joyas fabricadas con fibras de carbono unidas entre sí por resinas naturales presentan una buena opción para quienes busquen unas alianzas resistentes y a buen precio.

• Acero inoxidable: Utilizada realmente para joyas de todo tipo, y con un valor muy accesible para el ciudadano promedio, el acero inoxidable es una excelente opción. No produce ningún tipo de alergia, puede ser brillante o mate, es elección personal.

• Titanio: Uno de los materiales con mayor dificultad para rayar. Con el titanio (dependiendo del tratamiento), se logra conseguir una gama de colores desde el amarillo hasta el negro. Sin embargo, los precios en este punto ya no resultan tan accesibles, tener eso en cuenta.

• Oro: Este metal precioso puede encontrarse en tres colores: dorado, el más convencional, en blanco y rosa. El oro de 24 kilates es el más puro, pero también el más caro. Su precio en el mercado suele estar cerca de los 800 pesos por gramo.

Si les interesa saber más acerca de las variantes del material oro, les dejo un artículo aquí que podría ayudarles: Diferencias entre los tipos y colores de oro.

• Platino: Otro material exclusivo y costoso por su calidad y belleza. Al igual que sucede con el oro, es posible que se raye, pero con pulirlo retomará su color natural. Tiene mucha resistencia y no va a cambiar de color. Es un material que no resulta abundante en la naturaleza, por lo que su precio es bastante elevado, pero al tenerlo puesto, se les olvidará lo que costó.



El significado es tuyo

Al final del día, lo que te recomienden en las tiendas, lo que investigues en línea, lo que oigas de boca en boca, todo es irrelevante si tú no estás conforme con el diseño. No te preocupes por los materiales convencionales o las formas para anillo más populares. Como ya mencionamos anteriormente, todo se trata de que tanto se conocen y qué es lo que buscan en el anillo.

Inspiración puedes encontrar en todas partes, en revistas, libros, series o películas. Al escuchar una canción o leer un poema. Caminando por la calle, mirando el atardecer. O mejor aún, estando con esa persona especial, que te hace mirar al mundo y la vida de forma distinta, llenándote de alegría y sentimientos, sentimientos que quisieras expresar en palabras y acciones.

Ahora lo que queda, es canalizar todo lo que sientes en forma del anillo perfecto.

0 Comments

Anillos de promesa y su significado





En el momento en que dos personas forman un vínculo amoroso, se firma un contrato no escrito de compromiso mutuo. Con el paso del tiempo ese pacto se vuelve un anillo, que será acompañado por uno más, culminando en el matrimonio.

Sin embargo, estos no son los únicos elementos que representan esa unión, previa a las nupcias. Existen otros símbolos que demuestran la evolución de una pareja, hoy hablaremos de uno de los que ha ido generando tendencia en los últimos años.

El anillo de promesa es una pieza de joyería que precede a la de compromiso, sin embargo, aunque es frecuente que sus significados sean tratados como iguales, o similares, la realidad es otra. Mientras que uno representa la próxima unión en matrimonio, el otro es de significado variable, otorgado por cada pareja.

El uso de esta argolla ha tomado popularidad entre los jóvenes que llevan bastante tiempo juntos, pero que por algún motivo aún no tienen miras de contraer matrimonio. Como indica su nombre, es utilizado para reforzar de manera tangible el lazo con el que empezó todo y asegurar que seguirá de la misma manera.

Por lo regular este anillo se entrega después de un logro importante para los dos, como empezar a vivir juntos, terminar la universidad, o simplemente como recordatorio de su travesía. Por este motivo es que suele ser portado por las dos personas, ya que es el recipiente material de las historias buenas y malas que han afrontado como un equipo.

Al ser una pieza que tiene un valor sentimental único entre relación y relación, no está atado a un diseño, material o elementos específicos que lo componen. Por lo general suelen ser anillos de bajo costo, debido a su popularidad entre los jóvenes que aún no tienen la facilidad de invertir en una joya de gran valor.

Por lo regular su diseño es el de un par de bandas gemelas, sin grandes decoraciones y con la posibilidad de no tener joyas en su diseño. Aunque también se pueden encontrar alternativas que asemejan la forma de un anillo de compromiso, pero con una piedra de menor tamaño y diferente al diamante.



Otro factor que los diferencia es que no es necesario usarlos en el dedo anular de la mano izquierda, dependerá de cada pareja la manera en que lo usen. En el caso de tener la certeza de llegar al compromiso, el anillo de promesa puede seguir siendo usado, aunque suele cambiar de posición, para diferenciarse.

Para algunos, este detalle se apega a su nombre, siendo una promesa de que algún día llegaran al compromiso, secundado por el matrimonio. Sin embargo, esta no es una regla escrita en piedra y como ya lo hemos mencionado, simplemente es un recordatorio del viaje de dos personas, que, sin estar atados por el matrimonio, prometen estar juntos sin importar la adversidad o ventura.

Un anillo que por su sutileza mantiene en secreto la promesa de dos seres que se aman, una joya que resguarda el significado que le otorgan sus portadores y una argolla de tal valor emocional, que atesora el compromiso que lo inició todo.

0 Comments

Datos interesantes y poco conocidos del anillo de compromiso





Es bien sabido que los anillos de compromiso son de los elementos más valorados por las personas, sin embargo, cuentan con muchos secretos y curiosidades que pocos conocen. En esta ocasión te contaremos algunos de estos datos que se esconden tras esta memorable joya.

Desde el antiguo Egipto hasta la modernidad

Según los registros arqueológicos, los egipcios acostumbraban enterrar a sus muertos con anillos de oro y plata en el dedo medio, mismo que se pensaba tenía una vena que lo vinculaba directamente con el corazón.

Posteriormente con el crecimiento del islam, los jeques árabes utilizaron anillos como diferenciador entre sus esposas. No fue hasta el siglo XIII que el obispo de Salisbury declarara los anillos de compromiso como un símbolo legalmente vinculante.

La historia del diamante en el anillo

Debido a su alto costo, el anillo de compromiso se vio reservado a las clases nobles o de gran abolengo, sin embargo, aún entre estos estratos sociales, las joyas que se le ponían, diferían al diamante. Esto debido a la rareza de este mineral precioso, y el gran trabajo que implicaba conseguirlo.

No sería hasta 1477 cuando el archiduque Maximiliano de Austria le entregara a su futura esposa María de Borgoña, un anillo con un diamante. Posteriormente esta práctica se volvería más común entre los burgueses y nobleza.

Hasta que a mediados del siglo XX la industria cinematográfica traería a los reflectores este tipo de piedra en los anillos. Volviendo a los diamantes como la joya más buscada en este símbolo de unión, tendencia que continúa hasta la actualidad.

De su forma y materiales

A pesar de que los anillos pueden tomar diferentes formas, el hecho de que los de compromiso sean primordialmente redondos, no es tanto por comodidad, sino por representar la eternidad del amor de la pareja.

En cuanto a los materiales los más comunes son de oro amarillo o blanco, o inclusive de plata, aunque las nuevas tendencias incluyen al platino y al paladio, como otras alternativas para la elaboración de la pieza.



Algunas tradiciones de propuesta

Aunque el mes de los enamorados por tradición es febrero y el ambiente cuenta con todos los factores para una propuesta de matrimonio, la realidad es otra. La temporada favorita de los enamorados para comprometerse es en diciembre.

De igual manera la forma en que se porta este anillo varía entre los países, ya que, aunque en la mayoría se utiliza en el dedo anular de la mano izquierda, en Alemania, Rusia e India se porta en la mano contraria.

Por último, pese a que, en algunos lugares, el anillo de compromiso es usado tanto por la mujer como por el hombre, existe una tradición de respuesta para el anillo. Este acto consiste en que la novia le regala un reloj a su prometido, cerrando el compromiso entre las dos partes.

0 Comments

Anillos de compromiso mas caros del mundo





El anillo de compromiso posiblemente es más importante que las argollas de matrimonio, es el objeto con el que uno declara su amor por el otro. Y que se porta durante todo el tiempo previo a la boda. Es el que más se presume y por el que más se pregunta. Son fáciles de conseguir de forma estandarizada pero también pueden ser totalmente personalizados y muy costosos, como los siguientes:

Curiosidades.

- Los anillos usualmente son subastados para incrementar su valor original.

- Algunos de los diamantes listados aquí pertenecen o pertenecieron a la nobleza.

- Si bien y hay un diamante principal, tanto en las bandas como en otras partes del anillo se implementan diamantes más pequeños.

- 2 anillos en posesión de Laurence Graff aparecen en esta lista, es un joyero, billonario y empresario inglés, fundador de Graff Diamonds en 1960.

Anillos y sus precios:

Chopard de diamantes azules: Tiene un valor de 16,26 millones de dólares, es un diamante azul en forma ovalada con una banda de 18 quilates de aleación, que está incrustada con diamantes blancos aún más pequeños.

Anillo Vivid Yellow: Tiene un valor de 16,3 millones de dólares, el diamante empleado en la fabricación del anillo fue por un tiempo el más caro de todos los tiempos y se agotó en una subasta de joyas nobles.

Perfect pink diamond: Tiene un valor de 23,2 millones de dólares, es un diamante de 14,23 quilates, con una banda de anillo hecha de platino y oro en forma rectangular con otros dos diamantes de 1,73 y 1,67 quilates respectivamente.

Anillo de diamantes azules de Winston: Tiene un valor de 23,8 millones de dólares, Winston blue diamond es el nombre del diamante, puesto en honor a uno de los hombres más venerados en el negocio de las piedras preciosas. Es de 13,22 quilates. Es el segundo diamante azul más grande del mundo, tiene la forma de una lágrima.

Anillo de diamantes rosas de Graff: Tiene un valor de 46,2 millones de dólares, vendido en una subasta en Hong Kong en el año de 2010, es un diamante de lujo de 24,78 quilates, alguna vez fue el anillo más caro del mundo.

Anillo de diamantes Wittelsbach-Graff: Tiene un valor de 80 millones de dólares, es de 31,6 quilates, la piedra preciosa utilizada en su fabricación es la Wittelsbach y fue descubierta en la India en el siglo XVII. Fue reacondicionado y mejorado por Laurence Graff, aumentando mucho su valor.

Anillo de diamantes Pink Star: Tiene un valor de 73,99 millones de dólares, el diamante fue descubierto en África en 1999, su tamaño original era de 132,6 quilates, pero fue cortado, moldeado y pulido durante 2 años para poder crear el anillo que conocemos hoy en día. Ahora es de 59,6 quilates. Fue vendido en Suiza en 2003 por un precio de 83 millones de dólares, gracias a comisiones externas.



¿El precio importa?

Si bien y a todos nos encantaría poder dar, o mejor aún, recibir un regalo así de costoso como los anillos mencionados anteriormente, la realidad es que, para la persona común y corriente, estos anillos y sus precios están totalmente fuera de alcance. Permanecerán en nuestros sueños y fantasías más distantes.

Hay réplicas de anillos de este estilo, famosos y costosos, pero al final del día, tal vez lo mejor sea entrar a una tienda y elegir del mostrador aquel que más se asemeje al estilo de tu pareja. Elegir un anillo que les guste a ambos y al que no tema presumir con sus amigos y familiares, no por el precio, sino por el diseño que su enamorado eligió para ella.

Si se van a casar, tienen que conocer a su pareja, y una vez que es así, la relación se vuelve más fuerte y tranquila. Los regalos quedan como anillo al dedo porque ambos se entienden tan bien. Y que mejor manera de demostrarlo que con el anillo perfecto para tu pareja perfecta.

0 Comments

El amor en tiempos de COVID





El amor forma parte de nuestra vida diaria, es uno de los temas más universales, no importa el idioma o la nacionalidad, se entiende por igual. Llevamos ya mucho tiempo en este encierro por el COVID, pero, aun así, el amor sigue teniendo la misma relevancia. El juego ha cambiado, eso sí, las dinámicas no son las mismas y hoy me gustaría hablar un poco acerca de ello.

Buscar o encontrar

Si ves al amor como una meta u objetivo que persigues proactivamente, puede ser que te tardes más en encontrarlo. Porque es algo que no se puede forzar y cualquiera que lo haya experimentado puede avalarlo. Entre más lo buscas, más se esconde.

A veces está en los lugares que más frecuentas, en las personas con las que más te llevas, pero también se da en la primera impresión, en la primera mirada. Se lleven conociendo desde hace años o de hace un par de días, cuando te toca, aunque te quites y cuando no, aunque te pongas.

Porque así es el amor, a veces llega en el peor momento posible y a veces, llega justo cuando más lo necesitas. Te atrapa con la guardia baja y no te deja ir. Desgraciadamente, desde finales del 2019, el COVID redujo drásticamente las posibilidades de conocer nuevas personas, experimentar nuevas sensaciones y experiencias.

La vida dio un giro de 180 grados y no parece que vaya a regresar a la "normalidad" en algún futuro cercano. Afortunadamente, la gente lleva conociéndose en línea desde hace ya mucho tiempo, y si aún había gente que pensaba que esto era un intento patético y desesperado de buscar el amor y que esas no son las formas, en estos tiempos esa mentalidad ya está́ cambiando, tuvo que cambiar, estamos evolucionando.

Ni siquiera es necesario descargar apps de citas en línea, no es que tenga nada de malo, pero hay muchas más posibilidades.

Hay anécdotas de todo tipo, desde personas que se conocen y enamoran a través de videojuegos, comentarios en grupos de Facebook, por videos de YouTube o en plataformas de streaming como Twitch.

Una de las cosas que tienen en común todas estas historias, es que la interacción partió́ de una broma, riña o malentendido. Ninguno buscaba encontrar a su media naranja en esos lugares.

A medida que las interacciones eran cada vez más frecuentes, una amistad se iba forjando. La buena comunicación es la base de cualquier relación.



¿Atracción física o algo más?

Si conoces a alguien en línea, no siempre le verás el físico al principio (dependiendo de la situación, claro está), puede que te empiece gustando su forma de hablar, de pensar, de expresarse. Que te haga reír o reflexionar, ya después habrá tiempo de lo físico.

Porque la atracción física es lo sencillo, sabes cuando te gusta alguien de esa manera, te gusta su cabello, sus ojos, sus labios, su cuerpo. Podrías pasarte horas admirando una foto o video suyo. Pero el cariño se va creando lentamente, y el amor ni se diga. Ambas partes se complementan y son indispensables para obtener un amor romántico.

A veces es más difícil de admitir, de procesar.

Un consejo para detectarlo, cuando te pases horas preguntándotelo y sin poder sacarte a la otra persona de tu cabeza, ahí́ tienes tu respuesta, no le des más vueltas al asunto.

Son tiempos difíciles los que vivimos, sí. Pero con toda esta tecnología a nuestro alcance, no dejemos que la pandemia nos impida ser felices, lograr nuestras metas, e incluso, encontrar el amor.

Hay maneras, hay caminos, sólo hay que saber cuál nos llevará a nuestro destino.

0 Comments

Diferencias entre los tipos y colores de oro





El oro es uno de los materiales más socorridos para la joyería, en especial cuando se trata de anillos de compromiso y matrimonio. Por esta razón es que hoy te contamos sobre los diferentes tipos de oro que se pueden utilizar, así como las coloraciones que encontramos.

A pesar de ser resistente al óxido, deslustre y corrosión, este metal precioso es el más maleable de todos, por lo que rara vez se le encontrará en su estado puro. Para reforzarlo se realizan aleaciones con otros metales, obteniendo los diferentes colores de oro y quilates.

El primer tema a tratar es el de los quilates, una escala que mide la cantidad de partes de oro por partes de otros metales que contiene la pieza. Mientras más quilates tenga un anillo, mayor será la pureza del oro que lo compone.

Los quilates se pueden clasificar en:

• 9-10 quilates: Es la categoría de menor valor, ya que la cantidad de oro en la aleación es menor de la mitad.

• 12 quilates: Está compuesta por una distribución 50/50 entre oro y los otros metales.

• 14 quilates: cuenta con una pureza del 60%, ya que lo compone 14 partes de oro por 10 de otros metales. También se le conoce como oro bajo.

• 18 quilates: Debido a sus características es el más utilizado para la joyería. La pureza del material alcanza 75% y se compone por 18 partes de oro por 6 de otros metales.

• 24 quilates: Es el oro en su estado más puro, por lo que es el más valioso y con el que se hacen los lingotes.

Aparte de la cantidad de quilates de una pieza, está la coloración que tendrá, ya que, al realizar la aleación, los diferentes metales cambiarán la tonalidad del resultado final. Para obtener las diversas coloraciones del oro se pueden realizar las siguientes mezclas:



• Amarillo: El color natural del oro, para preservarlo se mezcla una proporción de 50/50 de plata y cobre.

• Blanco: Su tonalidad blanquecina se obtiene con la mezcla de metales blancos, como la plata, platino o paladio. Para conseguir un mejor resultado se hace un plateado con rodio, mismo que se le debe dar mantenimiento con el tiempo.

• Rosado: Uno de los colores que se encuentra en tendencia y que se obtiene con una aleación de cobre y plata.

• Rojo: Es de los menos frecuentes de encontrar y se consigue mediante la mezcla de oro y cobre.

Diferentes aleaciones darán como resultado diversos niveles de pureza en los materiales, así como una tonalidad particular para el anillo. La mejor es la que se acomode a tu bolsillo y se garantice una larga vida para la pieza que sellará tu amor con tu pareja.

0 Comments

Vida eterna para tus anillos de compromiso y matrimonio





No importa que tan duro sea el diamante o que tan brillante sea el oro, el paso del tiempo es inevitable. Es por eso que hoy te compartimos algunas medidas para garantizar que tus anillos de compromiso y matrimonio, se mantengan como el día que se estrenaron.

Es una realidad que a pesar de que estas piezas de joyería cuenten con algunos de los materiales más resistentes, dañarlos resulta muy fácil. Por eso se debe de dar mantenimiento y limpieza regular a tus joyas, misma que dependerá de los materiales de las que estén hechas. Debido a su popularidad, los tips que daremos serán principalmente para oro y diamantes.

Acciones del día a día

Antes de entrar a los procedimientos de limpieza y mantenimientos rutinarios, el primer consejo para alargar la vida de tus anillos recae en algunas acciones del actuar cotidiano. Muchas veces por la emoción que implica portar estos anillos, o por el simbolismo que cargan, es poco frecuente que abandonen el dedo que los porta.

Sin embargo, la mayoría de las actividades manuales, que se llevan a cabo de manera regular, pueden ocasionar daños a los anillos. Ya sea debido al polvo y suciedad de una limpieza de casa, o la misma acidez del sudor, las piezas pueden perder su brillo y coloración.

El contacto con los minerales que contiene el agua de la ducha o el cloro de la piscina, pueden afectar directamente al oro, provocando que no sólo se vea opaco, también con zonas decoloradas. Aparte de la mineralidad del agua, los químicos de los jabones y limpiadores corporales pueden dejar residuos difíciles de limpiar en las ranuras del anillo.

Por si fueran pocos los agravantes químicos, el daño a la piedra preciosa por un mal golpe puede ser letal para la misma. Aunque se escuche contradictoria una preocupación por la resistencia del diamante, es cierto que un golpe en la posición indicada puede ocasionar fracturas profundas en el mineral.

Por estos factores es que se recomienda no usar los anillos en situaciones que involucran las manos o en presencia de químicos. Quitarte el anillo para estas tareas no es una señal de desinterés, al contrario, es una mediada de cuidado y protección para ese símbolo de amor eterno.

Guardado adecuado

De la misma manera en que las acciones cotidianas pueden dañar tu joyería, no guardarla de la manera correcta puede traer las mismas consecuencias. Lo ideal es que cada que el anillo no esté en la mano de su portador, esté guardado en la caja en la que lo entregaron.

Esto se debe a que su caja está cubierta por un forro suave, que evita las ralladuras y el contacto con el polvo. De la misma manera lo protege ante las caídas, por mascotas juguetonas o que en un descuido se caiga de su sitio y sea una odisea encontrarlo.

Si se prefiere usar un joyero grande para que todas las alhajas estén en un solo punto, este debe contar con el mismo espacio suave. Ya que el contacto entre varias piezas ocasionará fricción, que resultará en rallones.



Limpieza y mantenimiento

Como último punto para darle una vida eterna a tus anillos, estos deben ser limpiados, pulidos y llevados a mantenimiento de manera periódica. En cuanto a la limpieza, esta se puede realizar con agua tibia y una pequeña cantidad de jabón disuelto. El anillo debe reposar por unos 15-20 minutos, para posteriormente ser limpiado el diamante con un cepillo de dientes suave.

El oro no debe ser tallado por ningún motivo, ya que puede ocasionar micro ralladuras. Para secar la pieza se debe usar un pañuelo suave, nunca microfibra, ya que puede dejar pelusas atoradas.

Para pulirlo basta con darle una pequeña limpieza con un paño para lentes o un cepillo de maquillaje suave. Mientras se frota suavemente, se eliminarán la mayoría de residuos de polvo en la pieza, así como aumentará el brillo de la misma.

Tanto la limpieza como la pulida se pueden hacer una vez por semana, sin embargo, se recomienda que se lleve con un joyero profesional, de una a dos veces por año. Ya que en las manos correctas se pueden reparar los pequeños rallones y desperfectos, que trae consigo el uso diario.

Siguiendo estos simples pasos para el cuidado, limpieza y mantenimiento de tus anillos de matrimonio y compromiso, garantizas una larga vida para estas joyas. La dedicación que le tienes a tu relación, es la misma que debes aplicar en el cuidado de tu joyería.

0 Comments

Simbolismo y significado de las piedras del anillo de compromiso





Los anillos de compromiso son joyas que representan una unión de por vida, por lo que al momento de seleccionar uno se deben tomar algunas consideraciones. Siempre es importante tomar en cuenta la forma de la mano y dedos de quien lo va a usar, el estilo de la persona y sus gustos y preferencias.

Sin embargo, existen otros factores que pueden aumentar el valor sentimental del anillo, los simbolismos que cargan consigo las diferentes piedras preciosas. A lo largo de la historia se les han otorgado propiedades y aspectos energéticos a las diferentes gemas, hoy te contamos algunas de estas asociaciones.

Comenzando con el gran favorito de los últimos 70 años, el diamante no sólo es considerado como la materialización de la perfección. También se le atribuye el significado del triunfo, firmeza, rectitud y un refuerzo para la energía física. Aunado a su gran dureza y resistencia al tiempo, es el símbolo ideal para una relación sólida.

Siguiendo la escala de dureza de las joyas encontramos el zafiro, ya sea en su color granate o destellante azul, resalta la composición del anillo. A la par que simboliza el éxito, la verdad y la sabiduría. Ideal para parejas que se han tomado el tiempo para planear y detallar su futuro juntos.

Rompiendo esquemas y llamando la atención, el rubí y su vibrante coloración representa la intensidad, confianza e inteligencia. Consiguiendo la mezcla ideal para los que se guían por la belleza, felicidad y una chispa de sensualidad. Retornando la calma, la esmeralda representa la paciencia, equilibrio y la abundancia, así como un beneficio en salud física y espiritual. La piedra idónea para las parejas que se complementan y llevan su éxito como un equipo.

En cuanto a los que quieren salir de lo ordinario, la amatista y sus tonalidades moradas representan el coraje y la felicidad. Siendo un buen elemento para encarar las adversidades de la vida y mantener la paz.



El granate simboliza la fidelidad y la constancia, valores que traen estabilidad al futuro y sentimientos de por vida. Relacionada con la anterior el topacio representa la franqueza y la verdad, fomentando así la confianza y la fidelidad.

Para aquellas parejas que han progresado con el apoyo mutuo, el circón respaldará sus logros y les recordará su historia y crecimiento, pues simboliza la sabiduría y el crecimiento espiritual.

Por último, se encuentra el ópalo, símbolo de la esperanza y gema ideal para aquellas parejas que a pesar de los problemas que han superado, jamás perdieron la meta de culminar en una vida estando el uno para el otro.

Si bien cada una de las gemas que se pueden encontrar en los anillos de compromiso cuentan con un simbolismo, la cantidad de las mismas, cuenta con un significado. La gema solitaria es identificada con el amor eterno, puro e indestructible entre dos personas.

Los anillos que cuentan con tres piedras remarcan una promesa en el tiempo, pasado, presente y futuro. Si cuenta con cinco joyas, simboliza la fe, paciencia, confianza, perseverancia y constancia. Mientras que siete gemas implican la inmortalidad del amor.

0 Comments

Mitos sobre los anillos de compromiso





¿Sabías que los anillos de compromiso están rodeados de una gran cantidad de folclore y supersticiones? Si alguna vez te has preguntado acerca de los más comunes sobre los anillos de compromiso, has venido al lugar correcto. En Amore Mio! Te los contaremos

¿Cuál es la superstición más común y cuáles son los mitos que rodean a los anillos de compromiso?

La mayoría de la gente está convencida de que los anillos de compromiso aportan felicidad al matrimonio, se supone que un anillo de compromiso de segunda mano heredado por miembros de la familia transmite la alegría o el sufrimiento del matrimonio anterior.

¿sabías por qué el anillo de compromiso, se usa en el dedo anular? Esta tradición se remonta a la antigua Roma, donde se creía que la "vena del amor" conectaba este dedo con el corazón.

Si tu anillo de compromiso te queda grande, es más probable que se te pierda. La mayoría de la gente estaría de acuerdo, que si se te pierde tu anillo de compromiso es un signo de absoluta mala suerte.

¿Qué implica la tradición del deseo de anillo de compromiso?

Después de tu propuesta y tan pronto como compartas la feliz noticia con tus amigos y familiares, las mujeres que conozcas pueden pedirte que pidas un deseo girando tu anillo de compromiso tres veces en tu dedo, esto se conoce comúnmente como la 'tradición de los deseos del anillo de compromiso' Te apostamos que nunca habías escuchado esta creencia ¿eh?

Algunas supersticiones y creencias están asociadas con las joyas que eliges para tu anillo de compromiso.

El diamante, representa el afecto. Los diamantes se consideran un símbolo de seguridad y garantía que va de la mano de una relación comprometida.

El Zafiro: Se dice que quien use el zafiro en su anillo de compromiso, tendrá un matrimonio feliz.

Las esmeraldas deben traer felicidad conyugal y algunas culturas creen que tienen propiedades afrodisíacas. Los afrodisíacos naturales de los anillos de compromiso pueden despertar los deseos sexuales e íntimos.

Perlas: tradicionalmente se evitan, ya que se cree que provocan lágrimas en la relación cuando se usan como piedras preciosas en un anillo de compromiso.



0 Comments
Phone TOLL FREE: TEL:(55) 5512-1400

© 2009-2015, All rights reserved by Amore-Mio.com