Costruyendo una pareja feliz.

Todos sabemos que amar y ser amado es una necesidad para el ser humano. Solemos satisfacer esta necesidad de vinculación cubriéndola a través de nuestras relaciones familiares, nuestros vínculos sociales y con las relaciones de pareja.

Pero ser feliz en pareja no es una tarea sencilla, lograr dicho objetivo conlleva su grado de complejidad, ya que implica encajar el mundo individual con el mundo de la pareja y eso no siempre es una tarea fácil, ya que supone encontrar un equilibrio entre las necesidades personales y las necesidades de la interacción en pareja. Y cuando este equilibrio no se encuentra aparecen los conflictos en la relación.

Estos conflictos que pueden ser de cualquier índole y dependen del tipo de relación que lleva cada pareja, el tiempo que pasan juntos y si comparten el hogar o cada uno vive por separado. Estas diferencias pueden ser desde cosas sencillas hasta algunas mas complejas. Por ejemplo, problemas en la gestión de las tareas domésticas, pasando por diferencias en cuanto al tiempo de ocio, alguna situación de celos, e incluso hasta puntos de vista diferentes sobre asuntos de índole social.

En cualquier caso ninguna pareja esta exenta de tener conflictos, la diferencia entre las parejas exitosas y no exitosas estriba en como gestionan los conflictos y como encuentran el equilibrio entre su vida individual y su vida de pareja.

Pareja feliz

El perfil ideal para ser feliz en el amor, es crear un apego seguro con la pareja, es decir, una autonomía personal sabiendo contar con la pareja, creando con esto un vínculo de colaboración con la persona que se ama. La dependencia adecuada es una combinación de autonomía, en la que se mantienen ciertos momentos de soledad o actividades fuera de la pareja y de vinculaciones afectivas tanto con la pareja pero también con los amigos, la familia, los compañeros de trabajo, etc. Creando así toda una red de vínculos positivos que nos nutren y equilibran nuestras necesidades de afecto, evitando de esta manera que toda esta necesidad sea cubierta por nuestra pareja y por tanto que seamos dependientes emocionales en la relación.

A éste tipo de relación se le llama Interdependencia. Es decir, no es una co-dependencia o apego enfermizo, ni tampoco una independencia total, en donde cada vez es mas difícil de encontrar puntos de coincidencia entre la pareja.

Otro de los aspectos importantes para tener una relación de pareja exitosa, lo encontramos en la comunicación.  Para comunicar adecuadamente en pareja, hemos de saber frenar nuestras tendencias, cuando experimentamos la urgencia de hablar y descargar nuestra ira sobre el otro, lo mejor es escuchar y por el contrario, cuando nuestra tendencia es el mutismo, lo mejor es expresarse. Esta expresión siempre debe ser en primera persona y responsabilizándonos de nuestros propios sentimientos. Es mejor decir “cuando decides de forma unilateral y sin tomar en cuenta mi opinión, que haremos en el fin de semana me siento poco valorado” En vez de decir, “eres un egoísta y siempre vamos donde tu decides, nunca me tomas en cuenta”. Así no atribuimos nuestros sentimientos negativos a nuestra pareja, ni la valoramos negativamente, transmitiendo de este modo, que lo que nos disgusta es una conducta de nuestra pareja, no ella misma.

Por tanto aprender a comunicarnos eficazmente por medio de la asertividad y crear un vínculo seguro y autónomo con nuestra pareja es una clave fundamental para poder ser feliz en pareja.

El hecho de la sana construcción de una pareja que comparta la felicidad propia, es una tarea en la que uno debe de trabajar día con día.  Es importante hacerle saber a la pareja lo importante que es su presencia en mi vida, e ir aumentando el grado de compromiso si la idea es compartir un proyecto de vida en común a largo plazo.

Si vinculamos esto a las piezas de joyería, podremos encontrar que el anillo de promesa, por ejemplo, es una pieza que se entrega a la novia cuando se le quiere demostrar que hay una intención de entregar posteriormente un anillo de compromiso. El El anillo de compromiso se entrega cuando ya hay un plan expreso en el que ambos fijarán una fecha para el matrimonio y empezarán a hacer planes en pareja y a largo plazo.  Cuando al fin llega ese día tan anhelado del matrimonio, son las alianzas o argollas de matrimonio las encargadas de sellar con un símbolo tangible tan amoroso acontecimiento.

 

En Amore Mio, contamos con gran variedad de diamantes así  como de piedras preciosas y semi preciosas para protagonizar los anillos de promesa y compromiso, así como diferentes y sofisticados diseños de argollas. Nuestras piezas pueden ser elegidas en oro blanco, oro rosa u oro amarillo en 14k o 18k, así como en platino. No dudes en contactarnos para orientarte en una de las elecciones más importantes, ya que no debemos perder de vista que un signo adecuado, nos permitirá tener presente en el día a día a aquella persona que es tan importante para nosotros y que a su vez, cada vez que ella vea y sienta la pieza en su mano, recuerde lo importante que es también para la persona amada.