Llame Sin Costo: TEL:(55) 5512-1400

Cuidados especiales para mantener sus piezas de bisutería

Cuidados especiales para mantener sus piezas de bisutería Por un tiempo se le consideró a la bisutería como el conjunto de joyas de mala calidad, sin embargo esta concepción está totalmente alejada de la realidad. Lo que en realidad diferencia la de la joyería regular es que la primera se hace con materiales que no necesariamente están hechas de piedras preciosas sino de otros materiales que son igual de vistosos y que también pueden servir para fabricar piezas de alta calidad, persiguiendo la misma intención artística y artesanal con la que se fabrican las joyas más finas que se puedan encontrar. Sin embargo, aunque no sean piezas fabricadas con metales preciosos, lo cierto es que también se requiere seguir una serie de cuidados para que se pueda mantener en buen estado.  Antes de ofrecer una serie de recomendaciones que pueden ser muy útiles para mantener sus piezas, nos gustaría esclarecer algunos puntos relacionados con esta variación de artículos ornamentales, sobre todo para esclarecer que dentro de este campo también se pueden encontrar piezas que resaltan por la calidad de sus materiales y la belleza de su confección. Los materiales que se trabajan en la confección de estas piezas son principalmente, diferentes variaciones de algunos metales que no tienen las facultades de preciosidad que los que normalmente conocemos como el oro o la plata, pero que sin embargo si se someten a diversos procesos de ornamento y decoración cobran de gran vistosidad. Uno de los principales materiales que son utilizados es el latón, con el que se pueden fabricar anillos, collares, aretes o llaveros. Si se tratan de aleaciones de metales, se puede dar un terminado mucho más elegante, utilizando recubrimientos de oro, plata o rodio. Estos terminados son lo que comúnmente conocemos como chapa de oro o de plata. Sin embargo, si usted piensa adquirir alguna pieza de este tipo, es importante que tome en cuenta que estas también tienen que ser limpiadas de cierta manera para evitar su desgaste. Y aunque no lo crea, también es importante verificar la calidad de las piezas que se hacen bajo esta modalidad, pues si los materiales son de muy baja calidad pueden casar afecciones complicadas en la piel. Procure adquirir sus piezas de joyería de cualquier tipo en locales establecidos y de marcas que puedan ser fácilmente reconocidas. Si la pieza es extremadamente barata, pregunte por su manufactura para garantizar que no está recibiendo objetos de mala fabricación y que puedan afectar a su salud. Algo que suele pasar, es que a lo largo de los años es que puede llegar a oxidarse o mancharse, por lo que comienzan a verse gastadas. Para poder solucionar este problema se puede hacer una mezcla con agua y bicarbonato. Después, con un paño de algodón humedecido con esta mezcla se limpia la superficie de las joyas, haciendo leves presiones en las zonas más manchadas. Usted irá viendo como poco a poco se va a ir aclarando. También puede realizar esta misma acción, haciendo uso de pasta de dientes. Es probable que la mancha no desaparezca pero si puede reducir su notoriedad. Para que las piezas puedan recuperar su brillo original puede aplicar una o dos capas de barniz transparente, ya sea uno especializado para la conservación de joyas o inclusive puede utilizar el que se usa para las uñas. Esto no sólo devolverá el brillo sino que, además lo protege de cualquier tipo de deterioro que puede llegar a sufrir a causa de las condiciones ambientales como el calor, el aire o la humedad. Si el daño no se ha dado por completo y la pieza aún no ha alcanzado la oxidación, con una capa de desmaquillante neutro se pueden retirar las suciedades que se puedan quedar adheridos a la pieza. Otro de los materiales con los que están hechas las piezas de bisutería es el cobre. O pueden estar hechos de materiales no preciosos pero que tienen recubrimientos de oro o plata, a éstas se les conoce como joyas con chapa de oro o de plata. Para poder limpias piezas de cobre hay que pasarles un paño de algodón humedecido para poder eliminar cualquier tipo de impureza superficial que pueda llegar a tener. Para la limpieza puede hacer uso de combinaciones de sal con otras sustancias, como el vinagre, limón o las anteriores, añadiéndole un poco de harina. Estos líquidos tienen la ventaja de aclarar el desgaste puede presentarse en este tipo de metales. En cuanto a las joyas que tienen recubrimiento de chapa de oro — también conocidas como vermeil— también necesitan ser frecuentemente limpiadas para que se mantengan en buen estado. En este caso, primero limpie el polvo de las joyas con un paño seco de algodón. Haga una preparación de agua jabonosa, con agua tibia y un poco de detergente para los trastos, sólo unas cuantas gotas y con una esponja frote suavemente sobre la superficie. Destine otro poco de agua tibia limpia para que con un paño humedecido pueda quitar el jabón. Procuré no dejar ningún tipo de sobrante en la pieza. Para alargar el tiempo de vida de las piezas que no están fabricada con joyas preciosas, es preciso que, después de utilizarlas, se las quita, evite dormir con ellas o realizar labores domesticas mientras las porta. En todo caso, lo mejor es quitárselas y después de haber terminada las labores de limpieza volver a ponérselas. Lo mismo aplica si va  a pasar un largo rato sumergido bajo el agua. Piense estas piezas como joyas de ornamento eventuales cuando no sea necesario o seguro usar sus piezas con joyas preciosas, pues con un uso demasiado constante se desgastan mucho más rápido. En Amoremio, le ofrecemos una línea de joyas en chapa de oro, consulte nuestros catálogos o a uno de nuestros asesores para solicitar más informes sobre estos objetos.

0 Comments
Phone TOLL FREE: TEL:(55) 5512-1400

© 2009-2015, All rights reserved by Amore-Mio.com