El peinado perfecto para tu boda

Es imposible no estar preocupada durante los preparativos para tu boda. Tratándose de uno de los días más importantes, sabemos que buscas cuidar cada detalle, desde la organización, el banquete y por supuesto tu outfit, es una noche en la que debes brillar, así que en esta ocasión prepárate para poner especial atención en tu peinado.

Te aseguramos que con estos consejos dejarás maravillados a todos los invitados, pues aceptémoslo, tu prometido es genial y seguramente se verá asombroso, pero la novia es el centro de atención, sin ninguna duda.

En el mundo encontrarás un sinfín de peinados y estilos, sin embargo podemos agrupar los peinados de novia en: peinados recogidos, semi recogidos, moño y cabello suelto. Hay que considerar una serie de pasos para elegir con certeza:

Conocer tu rostro y definir sus cualidades, a la par de tu tipo de cabello. Por ejemplo, si tienes una cara redonda entonces los peinados sencillos son una excelente elección, un peinado semi suelto y sujetado con un chongo al que agregues algunos mechones darán como resultado, líneas que ayudarán a alargar tu rostro y restar redondez, obteniendo un equilibrio elegante. Tanto el cabello suelto o trenzas suelen ser otra buena elección para un rostro redondeado. El siguiente punto a considerar es qué tan largo es tu cabello: si tu cabello es corto, puedes llevarlo suelto y al natural, como toque especial usar unos aretes XL que darán un alce a tu outfit.

El horario y el lugar de la boda. Es muy importante que una vez que tengas definido ese lugar especial, lo incluyas al momento de la elección, ya que peinados recogidos lucen espectaculares de noche y en especial para lugares cerrados, pues son capaces de aportar un toque más glamuroso. Y para el día, los peinados de cabello rizado y un poco más sueltos son idóneos. Especial alerta debes tener si has elegido la playa como el lugar para contraer nupcias, ya que un peinado suelto está expuesto al frizz y eso te hará pasar un mal rato, un recogido sería la mejor opción.

Tu propio outfit es un factor. Nos referimos a tu vestido de novia y tus accesorios. La textura, el tipo de escote, el corte del vestido, la forma, qué tipo de joyería llevarás o incluso accesorios como el velo o sujetadores para el pelo, son elementos que deben armonizar con tu peinado. Un ejemplo de esto son los vestidos strapless o con cuello de ojal, que pueden lucir muy bien con un peinado de pelo suelto, situación muy opuesta si se trata de un vestido de cuello alto, halter o poco escote, para estos la opción es un peinado recogido.

Velo. Sin duda la decisión de llevar o no velo marcará una gran diferencia, ya que depende de ello podrás decidir si a tu peinado le colocarás adornos o no. Este elemento es considerado como accesorio del outfit nupcial, con el fin de evitar recargar el look, los complementos deben ser sencillos, de no llevarlo es posible complementar el peinado con una diadema o corona de flores naturales.

Finalmente, y no menos importante, es la elección de tu estilista o salón de belleza donde se te hará tu peinado. Claro que puedes siempre usar el “hágalo usted mismo”, aunque confiar en algún especialista no es una mala inversión y menos sí se considera, que es para tener el mejor peinado. Recuerda buscar referencias y revisar el trabajo que han hecho anteriormente, para que estés segura de quién eliges y que sea el adecuado para el peinado que deseas tener. 

El peinado es uno de los elementos que más resaltará de tu outfit nupcial por lo que te aseguramos que con estos consejos podrás elegir el mejor para lucir increíble.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *