Lo que no debes hacer si te invitan a una boda

Una boda es un evento inundado de emociones y muchísimo estrés, lleno de reuniones; por un lado, la familia y por otro aquellas amistades entrañables y unos cuantos desconocidos. Sin duda es una de las celebraciones más anecdóticas que podremos vivir, por lo que, al invitarte a una de estás celebraciones, no está de más conocer aquellos detalles que NO debes hacer al asistir, así que atención a estas 7 recomendaciones que amoremio! Trae para ti:

1. Confirmar tu asistencia. Quizás lo que para ti no es algo de preocupación, para los novios es de suma importancia conocerlo. Una boda lleva meses de planeación; la organización es prioridad, tener un evento perfecto es el sueño de los novios; al confirmar tu asistencia a tiempo, ayudas a planear la disposición de los lugares.

2.Puntualidad. Ser puntual es sumamente difícil en la actualidad, la vida es cada vez más agitada y lograr esa meta es una carrera de obstáculos contra el reloj; sin embargo, al asistir a una boda te recomendamos que llegues con quince minutos de anticipación, para no interrumpir la ceremonia.

3.No blanco. ¡Por favor! Definitivamente el punto más importante y la regla de oro en cuanto al outfit se refiere, aunque la novia no vaya de blanco, decidir vestir de ese color te hará parecer que quieres robarle atención a la protagonista del evento.

4.Cuidar el color de las damas de honor. Este punto es más un consejo que una recomendación, ya que realmente es difícil saber cuál será el color que usarán las damas de honor; con todo, a través de las invitaciones puedes tener un referente de los colores que podrían ser usados para ellas. Evitarlo te ayudará a no terminar en una situación incómoda, donde puedas ser confundida con una.

5.Beber de más. Sabemos que el alcohol es algo que no falta en una celebración, por ello y aunque no lo hagas frecuentemente, lo mejor es ser moderado, embriagarse suele terminar en bochornosos, ridículos y una molestia para los novios y el resto de los invitados

6.No des discursos improvisados. Si te eligieron para dedicar unas palabras a los novios, lo mejor es que lo planees bien, es un día importante y lleno de emociones, las palabras que elijas pueden ser un complemento o un desastre, los discursos improvisados suelen ser largos, sosos, y a veces revelan anécdotas incómodas, así que evítalos.

7.No agobies a los novios. A pesar de que tengas una relación estrecha con los novios, recuerda que no eres la única invitada y los novios también quieren disfrutar de la diversión con todos, por lo que puede ser una molestia para ellos si eres muy insistente en tener toda su atención.

Es cierto que muchas de estas acciones terminan en las mejores anécdotas de bodas, no dan risas interminables y recuerdos memorables, no obstante, en la mayoría de los casos es mejor no ser el protagonista de esas historias. Como consejo final; disfruta de ese maravilloso evento al que has sido invitado y te dejamos nuestra recomendación de joyería para tan especial ocasión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *