LA TRADICION DE LA LIGA DE LA NOVIA

LA TRADICION DE LA LIGA DE LA NOVIA

LA TRADICIÓN DE LA LIGA DE LA NOVIA 


Aunque a menudo pasa desapercibido, la liga tiene un significado único y especial. La tradición dicta que la novia debe llevar una liga, pero ¿sabías que va más allá de un simple adorno?

¿Qué significa?


Aunque su origen se remonta a la Edad Media, su propósito era más funcional que estético. En aquellos tiempos, se utilizaba para sostener y ajustar las medias, una tarea complicada en una época sin tejidos elásticos.

En la actualidad, el liguero es un elemento de lencería, más decorativo que utilitario, que la novia puede llevar incluso si no usa medias. Cargado de sensualidad, suele combinarse con otras prendas íntimas que se usarán debajo del vestido de novia.

Tradición


La liga nupcial tiene sus raíces en creencias y costumbres antiguas, y su evolución a lo largo de los años ha llevado a transformaciones significativas. Su origen se remonta al siglo XIV en Francia, cuando, en un principio, los invitados masculinos perseguían a la novia. Se creía que obtener un pedazo de su vestido les traería buena suerte y fortuna, aunque la persecución era bastante incómoda y, en ocasiones, peligrosa. Para proteger el vestido y a la novia, se adoptó el uso de la liga. Con el tiempo, la tradición cambió para que fuera el novio quien retirara la liga de la novia y la lanzara a los invitados, evitando así la persecución incómoda.

¿Cómo se usa?


Hoy, la liga de novia es más un accesorio estético que funcional. Se elige llevar una sola, comúnmente en la pierna izquierda. Algunas incluyen un toque de algo azul, simbolizando lealtad y fidelidad. Al lanzarla en la celebración, se dice que las novias dejan atrás la soltería. Las ligas modernas vienen en diversos colores y estilos, desde blanco clásico hasta opciones más atrevidas, permitiendo a las novias personalizar este romántico símbolo para su día especial.


Tirar la liga


Hay diversas formas de incorporar la tradición de la liga en tu boda. Puedes optar por quitártela tú misma, dejar que tu esposo lo haga, o simplemente no seguir esta costumbre. Algunas parejas eligen comprar dos ligas: una para lanzar a los invitados y otra para guardar como recuerdo especial de la noche de bodas. Durante la fiesta, tras lanzar el ramo, el novio arroja la liga hacia los hombres reunidos en el centro de la pista. Se dice que quien la atrape será el próximo en casarse, y también puedes cortarla en trozos para compartir la buena suerte con varios invitados.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad de Google y los Términos del servicio.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR Ver todo