Planes espontaneos con tu pareja.

Planes espontaneos con tu pareja.
En la vida de pareja, el tiempo de calidad es una de las cosas más importantes que puede haber, ya que no sólo es un momento para convivir juntos, también para reforzar vínculos y realizar actividades que los dos disfrutan. Pero no siempre debe de estar todo planeado, algunas veces se pueden aprovechar espacios en las agendas cotidianas, para salir sin un rumbo fijo, o con un plan sorpresa para el otro. Pequeños ejercicios donde mucho depende de la suerte y que un plan fallido puede resultar en un día espectacular.

De igual manera, estas escapadas pueden funcionar para sacarlos de la rutina y enfrentarlos a nuevas experiencias. Son oportunidades perfectas para probar cosas que habían mencionado que les interesaba experimentar, pero que por una u otra razón, no se les presentaba el momento de hacerlo.

Las actividades pueden ser tan variadas como gusten, ya sea desde un simple maratón de películas con comida a domicilio, para no hacer nada más en el día que reposar el uno junto al otro. O definitivamente tomar el auto o un camión y escapar un par de días fuera de casa, claro que, en este tipo de eventos, si es bueno tener una ligera planeación de las cosas, pues involucran factores externos a los dos.

Dejarse llevar por la vida, de vez en cuando, no es malo y hasta es recomendable, sobre todo en las grandes ciudades donde todo se hace sobre una agenda, horario o itinerario. Es importante descansar, desconectarse de todo y sólo interactuar con lo que más importa, con ese compañero de aventuras que te seguirá hasta el fin del mundo y de regreso.

Si los dos cuentan con un espíritu aventurero, esta recomendación ya es parte de su actuar cotidiano y puede que hasta lo tengan medianamente previsto, con una maleta de “emergencia”, una cámara siempre lista o una lista de cosas por hacer.

Claro que para los que no tienen la suerte de contar con tiempo libre tan seguido, también existe una alternativa, que, aunque rompe un poco con la esencia de lo espontaneo, siempre se puede cambiar sobre la marcha. Esta alternativa consiste en planear con antelación estos momentos, ya sea con permisos en el trabajo, vacaciones aseguradas o los fines de semana, lo único que se deja a la suerte es la manera en que se va a utilizar el tiempo de descanso.

Como ya se mencionó, las actividades quedan sujetas a sus gustos, presupuestos e imaginación, de ahí en fuera todo lo demás depende de la suerte y la facilidad de adaptación que tengan. Recuerden, no siempre es malo dejar que la corriente te lleve, simplemente debes estar atento a no caer por una catarata o entrar en los rápidos.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad de Google y los Términos del servicio.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR Ver todo