Proyecto con tu pareja.

Proyecto con tu pareja.
Uno de los aspectos que pocas veces es mencionado en la vida de pareja, es el proyecto de vida. Un plan en el que se ven representados todos los intereses, sueños, expectativas y metas, que comparten y quieren alcanzar juntos.

Este compromiso no se crea desde el inicio de la relación y muchas veces toma algo de tiempo en construirse, ya que es un paso que deben de dar, estando consientes que va a requerir toda una vida de trabajar juntos. Evidentemente esto cambia de relación en relación, ya que hay algunas que desde el inicio se ven caminando de la mano hasta el último de sus alientos.

De igual manera es un aspecto que fortalece la confianza y revitaliza las energías entre los dos, ya que darle ese lugar tan importante al otro, en los sueños de uno, tiene un gran peso. A la par conlleva una responsabilidad colosal, pues depende de ambos apoyar al otro para alcanzar sus metas individuales, ya que estas son pieza clave en la construcción del futuro en conjunto.

¿Cómo se construye?

La construcción de este proyecto de vida es muy peculiar, ya que, aunque buena parte se estructura mediante esas charlas espontáneas sobre el futuro, otro tanto se va generando sin un diálogo per se, las acciones de ambos y las decisiones que poco a poco van tomando, también aportan a este plan.

Una parte que es fundamental recalcar, es la de la comunicación, ya que aunque en principio, los intereses de ambos pueden estar relacionados, ya que es un factor determinante en la decisión de formar una pareja. No todos los puntos van a coincidir siempre, así como se verán alterados por las metas individuales, que son igual de importantes que su vida juntos, pues el desarrollo personal es lo que ayuda a mantener saludable a la relación.

Una vez que se conocen los sueños de ambos, es momento de fusionar los que comparten y acomodar en los que difieren, para así visualizar el mejor camino a seguir para alcanzar ese futuro deseado.

¿Puede cambiar?

Claramente, ni el plan ni el camino están hechos en piedra, por lo que puede verse alterado con el tiempo y el desarrollo de nuevos intereses. Lo importante ante estas alteraciones, sigue siendo el que los dos estén de acuerdo y tomen las medidas pertinentes para reajustar sus metas, sin perder el interés.

Como puedes ver, este proyecto de vida es justo lo que indica su nombre, un trabajo constante en el que se tiene un boceto y una meta que se quiere alcanzar. Sin embargo este boceto puede tener diferentes versiones, ya sea para llegar a la meta de una mejor manera o por las alteraciones del objetivo. Lo importante es que es una construcción que deben hacer los dos, quizá no siempre será una obra de 50-50, pero en todo momento debe de estar presente la dualidad, que conforma su relación.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad de Google y los Términos del servicio.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR Ver todo