Señales que auguran que te van a proponer matrimonio.

Señales que auguran que te van a proponer matrimonio.
Señales que auguran que te van a proponer matrimonio

Por eso hoy hablamos de esos mensajes disimulados que manda tu pareja cuando se está preparando para ese momento de arrodillarse, ya sea literal o figurativamente, y pedir que pasen el resto de su vida juntos.

Repentino interés en las bodas y joyería

A veces la mejor estrategia para ocultar algo es dejarlo a plena vista, así que si tu pareja de la noche a la mañana empieza a interesarse en bodas, hacer comentarios como “¿te imaginas si fuéramos nosotros?” o simplemente le encuentras buscando información sobre el tema, pues es una señal de que algo puede estar pasando por su mente.

Y es algo que no sólo va a ocurrir con las nupcias per se, también en materia de joyería, vas a ver cómo te empieza a preguntar o prestar más atención a las alhajas que llevas puestas, en especial en los anillos y si un día no encuentras tu favorito o el que mejor te queda, no te preocupes, no hay ladrones y tu pareja no se volvió un cuervo, simplemente es el método más sencillo de conseguir las medidas adecuadas.

Los gastos van a ser menores

Otra de las señales más comunes es la reducción de gastos, pues las compras de lujitos poco necesarios son un impedimento para ahorrar para el anillo que su ser amado se merece, porque hay que recordar que las joyas más especiales son una fuerte inversión.

Nervios y salidas no planeadas

Notar que hay nerviosismo cada que salen a un lugar también es una pequeña indicación de que el momento esperado se acerca, secundado por planes repentinos en horarios o situaciones poco usuales, pero claro hay que mantener la calma, pues no es tan común que la pregunta llegue en la primera salida espontánea, hay que preparar un poco el terreno para que no sea motivo de sospecha.

Claro que los nervios no sólo van a estar presentes al momento de salir, en general van a formar parte de la cotidianeidad y más si ya tiene el anillo en su poder, pues no quiere levantar sospechas, aunque su comportamiento es más que obvio para aquellos que son observadores y conocen a su pareja, pues como dice el dicho “al buen entender, pocas palabras”.

Que se ponga sobre una rodilla

Si ninguna de las señales anteriores fue captada y todo el plan sigue siendo una sorpresa, la última señal se da segundos antes de la gran pregunta, aunque primero checa que no se trate de una agujeta desamarrada… aunque eso podría ser una distracción final para generar aún más sorpresa.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad de Google y los Términos del servicio.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR Ver todo