TIPOS DE CORTES PARA DIAMANTES

TIPOS DE CORTES PARA DIAMANTES

Cuando pensamos en diamantes, generalmente imaginamos la clásica forma redonda, sin embargo, existen muchas otras formas disponibles que pueden combinar con distintos estilos y gustos personales, ya que los diamantes se cortan con especificaciones variadas para reflejar la luz de manera única, otorgando a cada forma su propia belleza distintiva.


Por lo que aquí te mostraremos los distintos cortes de diamantes


Redondo


Conocido por sus 57 o 58 facetas, es el más brillante y popular entre todos los tipos de diamantes. Fue diseñado en 1929 por Marcel Tolkowsky, este corte maximiza el brillo al permitir que la luz se refleja y refracta de manera óptima. La simetría perfecta del corte redondo llena el diamante con un increíble fuego y centelleo, siendo el 75% de los diamantes más vendidos de este tipo, lo que refleja su atractivo duradero y singularidad


Princesa


Los diamantes de corte princesa tiene 57 o 58 facetas y son conocidos por su brillo debido a su tallado especializado. Este corte es cuadrado o rectangular con esquinas puntiagudas y facetas en forma de chevron. Aunque comparte un patrón de facetas similar al corte brillante redondo, el corte princesa se adapta a una forma más angulosa, lo que lo hace popular para anillos de compromiso.


Esmeralda


El corte esmeralda es un corte rectangular con esquinas cortadas, con facetas anchas y largas que crean un brillo sutil y un efecto de "espejo" en el interior del diamante. Este corte resalta el color y la claridad de la piedra preciosa gracias a su gran superficie plana. Es una opción popular para anillos de compromiso, especialmente para aquellos que buscan un estilo inspirado en el art decó.


Marquesa


Este corte fue originado durante el reinado de Luis XV de Francia para la Marquesa de Pompadour, presenta una forma alargada de gota con dos extremos puntiagudos. Este diseño está optimizado para maximizar el peso en quilates del diamante, destacando su tamaño. Los diamantes con este corte suelen tener alrededor de 58 facetas, aunque esto puede variar. Gracias a su estructura, estos diamantes parecen más grandes de lo que realmente son y brillan uniformemente desde el centro hacia los extremos puntiagudos.


Oval


El corte ovalado se caracteriza por tener 65 facetas y ha sido apreciado por su brillo excepcional, siendo favorecido incluso por la realeza. Con una combinación de cortes redondos y marquesa, este tipo de diamante ofrece una forma elíptica con simetría. Sus facetas reflectantes crean un juego de luces que da la impresión de dedos más largos, lo que lo convierte en una opción llamativa y sofisticada.


Cojín


El diamante de corte cojín, fue creado en el siglo XVIII, es uno de los más antiguos y ha sido ampliamente utilizado durante más de 250 años. También conocido como "diamante de corte almohada", este corte presenta bordes redondeados que suavizan las esquinas del diamante, que puede ser cuadrado o rectangular. Este tipo de corte es adecuado para diversas monturas de anillos de compromiso y sus facetas grandes pueden proporcionar al diamante una apariencia distintiva.


Baguette


Se caracteriza por tener facetas paralelas a los lados más largos de la piedra, con una serie de facetas en los extremos, lo que crea un aspecto limpio y elegante. Este tipo de corte tiende a resaltar la claridad y la pureza del diamante, ya que las facetas rectangulares permiten una gran transparencia y un brillo sutil.


Asscher


Este corte fue desarrollado en el periodo Art Deco, se distingue por su método de corte escalonado y esquinas recortadas, lo que permite que las facetas reflejen la luz hacia adelante y hacia atrás, generando un efecto de espejo en la piedra y un brillo distintivo. Es común encontrar este tipo de corte en anillos solitarios.


Trillón


Creado por primera vez en los Países Bajos este corte se caracteriza por su forma triangular, a menudo con lados redondeados, se distingue por tener tres lados curvos que convergen en un punto central y tres esquinas puntiagudas, ofreciendo una variación única y llamativa en términos de brillo y elegancia


Corazón


El corte en forma de corazón es una opción común para fechas como San Valentín y aniversarios, ya que su brillo es similar al de otros cortes populares y suele ser más económico. Estas gemas, consideradas símbolos clásicos de amor, son valoradas por su rareza y sentimentalismo, y requieren habilidad en su creación para garantizar simetría perfecta. Su forma distintiva y romántica lo convierte en una elección única para aquellos que buscan una pieza de joyería especial.


Pera


La forma de pera es el resultado de combinar los cortes de estilo brillante redondo y marquesa, formando una lágrima cónica que ofrece un juego de luz notable. Al igual que esos cortes, esta forma tiene la ventaja de alargar visualmente el dedo cuando se lleva con la punta hacia la uña.


Radiante


Este corte presenta esquinas recortadas de forma única, combinando las líneas de un corte esmeralda con el brillo de un diamante redondo. Esta combinación proporciona un nivel de brillo y destello, mejorando visualmente su color y claridad. El brillo de este corte se aprecia especialmente cuando se combina con una variedad de otros cortes de diamantes.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad de Google y los Términos del servicio.